Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Channel Catalog


Channel Description:

Por Laube

older | 1 | .... | 4 | 5 | (Page 6) | 7 | newer

    0 0

    ¿Ya has liado tu petate y te has calzado tus botas más cómodas? Que tu equipaje sea ligero y no te ate ni corte tus alas; y tus botas sean esas gastadas que te llevan en volandas por donde quiera que vas, porque tendrás que caminar mucho. Tendrás al mundo por montura y el cielo al alcance de tu mano. Podrás refrescarte con aguas límpidas y dejar que el viento te peine el cabello. Descansarás cuando quieras y podrás andar durante el día, bajo la atenta mirada de la Luna o siguiendo las estrellas. No tendrás más límite que el que tú mism@ te marques.

    Comparte tus ideas, tus razonamientos... Si tienes anécdotas en esos puntos del mundo, eres libre de contárnoslas para que todos podamos imaginar que estamos allí, contigo. No sientas vergüenza; olvida tu timidez. Todo lo que sabes y conoces nos interesa. Si quieres transcribir una canción que te viene a la mente; hazlo. ¿Un poema? Escríbelo. ¿Que conociste al amor de tu vida ahí? Danos envidia. ¡¡¡Comparte!!! Abre tu mente, tu intelecto y tu corazón. Será muy reconfortante para todos, conoceremos a personas interesantes y nos divertiremos. ¡Palabrita!

    Recuerda que, en primer lugar, has de decir cuál es el lugar exacto en el que recalamos en este viaje y, en segundo lugar, indicar cuál es el tesoro. Son dos datos a reseñar en cada punto del viaje. Si quieres explicar por qué lo crees, para que todos podamos aprender algo más, hazlo.

    ¡Suerte en tu viaje y en tu búsqueda!
    Primera escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

    ¿En qué villa estamos?

    Estamos en tierras celtas, de meigas e bruxas y nos adentramos en su misterioso interior, hacia un valle que era de cieno; entre dos ríos. Agotados peregrinos llegados por mar hacían su primera parada en este lugar antes de seguir su camino de oración. Tiempos atrás, se levantó allí un altar que veneraba al dios que cabalga las olas, orgulloso y temido. Ese altar, ahora pagano, sigue en la zona, aunque a refugio.


    Tesoro que hemos de encontrar.

    Unos monjes regresados de allende los mares se arriesgaron a cultivar un producto de extraordinario valor, de los que se dicen que uns pican e outros non.

    Fortes fortuna adjuvat.

    0 0

    Habiendo paseado por la maravillosa Villa de Padrón, visitado incluso su Parroquia de Herbón, hemos localizado sus famosos pimientos de Padrón y nos hemos comido unos cuantos, con esa sonrisita pícara que se le pone a un@ cuando espera la sorpresa de uno picante y alegre. ¿Sabían ustedes que esos deliciosos pimientos son una variedad de chile entre los que se ha ido haciendo una selección hasta dar con el pimiento actual? Seguro que ya se han empapado bien sobre este producto tan sobresaliente de la gastronomía española. Galicia aporta muchos manjares a la mesa de este país y por ello debemos estar muy agradecidos. 

    Nos despedimos de esta tierra y seguimos nuestro camino a pie, siguiendo el Camino de Santiago que discurre por toda la cornisa norte peninsular, atravesaremos los Pirineos y continuaremos por la Via Turonensis o Camino de Tours hasta llegar a la Ville Lumière: París. En París nos han hablado de la hermosa Catedral gótica que se encuentra en la ciudad de Reims, donde consagraban a los monarcas franceses del Antiguo Régimen y que es Patrimonio de la Humanidad. Nos llevamos una maravillosa imagen de su fachada e interior. Pero hemos de continuar, así que no nos demoramos.

    Seguimos nuestra ruta hasta Brujas que, aunque dé a pensar que esta ciudad era asentamiento de brujas, no tiene nada que ver con esas mujeres con poderes mágicos. Brujas viene del noruego antiguo "Bryggia" que hace alusión a muelles, atracaderos, embarcaderos. Es una ciudad encantadora, con un casco histórico medieval enorme y muy bien conservado. Esta Venecia del norte, como se la conoce, merece ser visitada, así que nos entretendremos, sobre todo para probar sus famosas papas fritas, pero, sobre todo sus deliciosos bombones. ¿Sabían ustedes que Bélgica es de los pocos países que siguen fabricando su chocolate siguiendo la pauta del 100% manteca de cacao? ¡Ellos sí que saben!

    ¡Sigamos! 
    segunda escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

    ¿En qué lugar construido por la mano humana estamos?

    Nos encontramos en medio de dos naciones similares, pero que se sienten muy distintas. Sobre una obra de ingeniería que sorprende y maravilla porque acerca dos países, dos banderas iguales de distinto color. Cruza el mar de península a península, comunicando dos ciudades y uniendo completamente a una comunidad de naciones.

    Tesoro que hemos de encontrar.

    Una coproducción televisiva comienza sus temporadas en el lugar donde estamos. Sus dos protagonistas son dos personas imperfectas con un objetivo común: encontrar criminales. Las vidas de este hombre y esta mujer se entrelazan para dar vida a una ficción muy novedosa y de lo más intrigante. Tiene su homónima en la meca del cine.

    Labor omnia vincit.

    0 0

    El Puente de Oresund, que une la capital danesa, Copenhague, con la ciudad sueca de Malmö, es el centro de la trama de la serie Bron/Broen (El puente), una coproducción sueco-danesa que es el tesoro de nuestra segunda escala. Admitiré los comentarios que hayan reseñado The Bridge, aunque ésta hace alusión a una versión americana de la serie y no a Bron/Broen. No obstante, y como entiendo que al ser una traducción al inglés ha debido aparecerles esta traducción en sus búsquedas, será aceptada.

    Nuestro camino no ha hecho más que empezar. Espero que no tengan sus botas demasiado gastadas aún, porque el viaje continúa. De Malmö iremos a Estocolmo, donde haremos una pausada fika y nos relajaremos como suecos a la espera de pillar el ferry nocturno que nos llevará hasta la capital finlandesa. 

    Helsinki es una ciudad que se puede hacer a pie sin problemas y nos maravillará conocer un poquito a la que llaman la Perla del Báltico, moderna, marítima y exquisita y completamente repleta de zonas verdes. Una ciudad que nació para competir con el importantísimo puesto comercial de Tallín, en Estonia, danés en aquel entonces. Helsinki y Tallin son ahora casi hermanas pues están comunicadas espléndidamente por varios ferries diarios, convirtiéndolas en alternativas económicas y de ocio para los habitantes de uno y otro país.

    Desde Helsinki nos dirigiremos a la antigua capital del Imperio de los zares rusos. San Petesburgo nos espera para que conozcamos el impresionante Hermitage y su centro histórico, barroco y neoclásico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Pasaremos aquí la noche y, puesto que nos han regalado unas entradas para disfrutar del mundialmente famoso Ballet Mariinsky en el Teatro del mismo nombre, aprovecharemos para deleitarnos con este espectáculo en la ciudad que vio nacer a la inconmensurable Anna Pávlova o al gran Nurèyev. ¡Se nos ponen los pelos de punta de la emoción!

    Por la mañana, volaremos hacia Moscú, la megaciudad más septentrional del Planeta. No tendremos tiempo para disfrutar de un espectáculo en el Teatro Bolshoi, pero, visitaremos la Plaza Roja, con su colorida Catedral de San Basilio y admiraremos el complejo de edificios que conforman El Kremlin, Patrimonio de la Humanidad. Podremos desplazarnos por el suburbano más elegante del mundo, arquitectónicamente hablando (algunas de sus estaciones son auténticos museos) y el segundo más profundo tras el de Tokio. Pero no podemos quedarnos mucho más en esta impresionante ciudad, pues hay que seguir rumbo a la urbe más antigua de Europa del Este: Kiev.

    Kiev ha sido una ciudad colapsada en muchas ocasiones e incluso en estos momentos atraviesa una situación complicada debido a cuestiones político-económicas. Los ciclos destrucción-renacimiento se repiten. No obstante, el centro de la cristiandad ortodoxa continúa resistiendo y recuperándose una y otra vez. Visitaremos dos edificios singulares que son Patrimonio de la Humanidad: la Catedral de Santa Sofía y el Monasterio de las Cuevas

    Siguiendo nuestra ruta hacia Bucarest, ésta nos lleva a atravesar uno de los sistemas montañosos más increíbles y vírgenes de Europa: los Cárpatos. Esta cordillera montañosa llena de osos pardos, lobos, linces y gamuzas esconde numerosos depósitos de aguas termales y minerales. Pero también rodea una región de espesos hayedos y encinares, legendaria y mitificada: Transilvania. ¿Les apetece hacer noche en el valle por el que el Conde Dracul campaba a sus anchas en un pasado bastante sanguinolento? Visitaremos algunos castillos medievales y nos acomodaremos para pasar una noche de miedo. 

    Continuaremos desplazándonos bastante hacia el Sur. ¿Hacia qué lugar nos lleva ahora nuestro viaje...? 
    tercera escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

    ¿En qué país del mundo estamos?

    Bajo su aceitunada piel, late un pasado conquistador con arena en las sandalias y salitre en el oscuro pelo. Dominador y listo comerciante que descansaba y dirigía su imperio desde en medio del mundo, envió a su más insigne estratega a adentrarse en otro continente y a atravesar dos de sus más importantes cordilleras para combatir en su propio terreno a un organizado y despiadado imperio que ansiaba sus tierras fértiles, que también eran puerta a oscuros y misteriosos lugares. La tercera guerra y la sal lo arrasaron y, muchos siglos después, una primavera llegó y algunas ventanas abrió.

    Tesoro que hemos de encontrar.

    En uno de los graneros de la antigua Roma, existe un monumento único y el más destacable fuera de aquella Ciudad. Se cuenta que una princesa que unió tribus se refugió entre sus piedras antes de ser capturada en nombre de una nueva religión e incluso el séptimo arte lo ha mostrado para recrear el esplendor de su gloria pasada. 

    Cogito ergo sum.

    0 0

    Entre escalas de #eljuegodelverano, cuelo una deliciosa ensalada que les va a encantar. Ojo, no es apta para celíacos, porque el trigo tierno es, al fin y al cabo, trigo; así que ténganlo en cuenta. 
    Esta ensalada es una comida completa, sabrosa y muy sencilla de preparar. Yo la he preparado con bonito en aceite preparado por mí, pero, si no tienen o no quieren cocinarlo ustedes mismos, un buen bonito enlatado o ventresca de atún pueden servir estupendamente.

    Miren qué cosa más sencilla...
    ¿Qué...? ¿Les apetece saber cómo se prepara? Pues vamos allá.

    Ensalada tibia de trigo tierno, verduritas a la parrilla y bonito en aceite

    Ingredientes:
    1 vaso de trigo tierno
    3 vasos de agua
    1 calabacín mediano
    ¼ de pimiento rojo
    1 cebolla mediana
    1 tomate mediano
    100 g bonito en aceite
    2 huevos duros
    ralladura de ½ limón
    zumo de 1 limón
    sal marina gruesa
    aceite de oliva virgen extra
    hojas de albahaca frescas

    Elaboración:

    1º) Cocer los huevos. Pelarlos, picarlos y reservar.

    2º) Sacar lascas del bonito en aceite (receta propia que pondré más adelante). Reservar.

    3º) Lavar y cortar las verduras en ruedas y trozos de a bocado. Echar aceite en una plancha/parrilla y cocinar las verduras con fuego alegre. Añadir el tomate al final, para que no suelte todo su jugo (debe quedar entero).

    4º) Mientras se van haciendo las verduras, cocer el trigo tierno en el agua con un poco de sal (1 medida de trigo por 3 de agua). Cuando esté lo suficientemente tierno (al gusto), escurrir el agua y pasar por agua fría para que deje de cocerse con el calor.

    5º) Mezclar el trigo tierno, con las verduras calentitas, la picada de huevo, 4 cucharadas soperas de aceite, un poco de sal, el zumo y la ralladura de limón y espolvorear las especias libanesas. Remover con cuidado, mezclando bien todo. Disponer en un recipiente y añadirle encima las lascas de bonito en aceite, así como unas hojitas de albahaca. ¡Y a comer!
    A mí me gusta mucho preparar ensaladas con verduras asadas o a la plancha, porque me encanta comerlas tibias. Sin embargo, creo que es una comida estupenda para tomar fría y, si tenemos que comer en el trabajo, es genial to take away
    Este comodísimo recipiente de cristal con su tapa ha sido una cortesía de Pyrex.

    0 0

    Habiendo descubierto que el país de la anterior escala es Túnez o República Tunecina (Cartago no existe actualmente y no era un país, sino la ciudad sobre la que se erige la actual capital, que también se llama Túnez) y el tesoro a descubrir el Anfiteatro o Coliseo de El Djem (también Coliseo de Thysdrus o de Ksar de la Kahena), debemos abandonar estas maravillosas tierras del norte de África y emprender rumbo hacia nuestro nuevo destino. Sin embargo, vamos a hacer antes un par de paradas cortas en nuestro viaje.

    Volaremos hacia Malta y veremos bajo nosotros, en el azul del Mediterráneo, la pequeña Isla de Lampedusa, que pertenece a Italia. Seguro que hemos escuchado hablar sobre ella, por el estado en que "almacenan" a los inmigrantes que llegan a sus costas en busca de un futuro más halagüeño; pero, ¿sabían que esta pequeña isla carece de agua propia aparte de las irregulares lluvias? 

    Malta es, sin duda, un país que visitar, porque su paisaje lo merece, pero su Historia lo exige. Se cree que sus templos megalíticos fueron construidos entre 5000 y 2500 años a.c. y que son más antiguos que las pirámides egipcias. Asentamiento de todas las grandes culturas y pueblos del Mediterráneo, la Melite griega (dulce como la miel) está llena de preciosos y seguros puertos. Probablemente fue la razón por la que allí se establecieron los Caballeros Hospitalarios, luego llamados Orden de Malta, a quienes Carlos I de España cedió esas Islas a cambio de un halcón como renta anual. Esta orden religiosa y militar, que existe aún y cuya sede se encuentra actualmente en Roma, tenía como misión la de ser hospitalarios con todos los cristianos que a sus puertas llegasen. Debían ser neutrales en las disputas entre reinos cristianos, pero estaban entrenados para aniquilar a los infieles. Esta actual república de la Unión Europea formó parte de la Commonwealth hasta 1974, por lo que, aparte del maltés y del italiano, hablan el inglés sin problema. ¿Qué tal si visitamos el Fuerte de San Elmo?

    Sigamos hacia Sicilia, la región italiana más extensa y la más activa vulcanológicamente hablando. La han ocupado desde la Prehistoria todos los pueblos de la cuenca mediterránea y de Europa en general (fenicios, griegos, cartagineses, romanos, pueblos germánicos, Bizancio, árabes, normandos, la Corona de Aragón...) hasta que en 1861 pasó a ser parte del Reino de Italia (Risorgimiento y Unificación Italiana) y en 1946, la actual República de Italia. Sicilia es bella de norte a sur y de este a oeste. Dicen que Palermo hipnotiza y que Siracusa fue la ciudad más bella del mundo antiguo, por donde paseó uno de sus ciudadanos más famosos: el gran Arquímedes. Templos dóricos y arquitectura tardía romana, mercados de influencias árabes, arquitecturas normanda y barroca, pueblos marineros auténticos, un interior donde el sol raja piedras y una gastronomía de quitar el sentido. Nos sentaremos en una terracita a disfrutar de un delicioso arancino, un brioche con gelato y, como colofón, nos tomaremos una copita del mejor Marsala de la Isla. Buen plan antes de continuar con nuestro viaje, ¿no creen...?
    cuarta escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

    ¿En qué región de un país del mundo estamos?

    A pesar de su dificultad orográfica, esta tierra de golfos es una campiña feliz, de vinos y licores, como uno exquisito que es realizado con manzanas de oro. Aquí se cultiva un tomate muy famoso y se produce un lácteo único en el mundo entero. Su campo ardiente acaricia una animada ciudad, cuna de insigne tenor, de hermosas baladas y cuyo plato más reconocido tiene denominación de origen. Una parte importante de su costa, abrupta, imponente y bella, es Patrimonio de la Humanidad.

    Tesoro que hemos de encontrar.

    Desde un hermoso castillo, y a pocos kilómetros, se vislumbra su silueta, temida en el pasado y en el presente. Consagrado a un héroe de la Antigüedad, que dio nombre a una ciudad hoy inexistente, es atracción y destrucción.

    Nulla dies sine linea.

    0 0

    Hemos comido y bebido estupendamente en la hermosa región de Campania, en  Italia, y descubierto el Monte Vesubio, un volcán muy peligroso que preside las vistas de la alegre y bulliciosa ciudad de Nápoles. Con tan buen sabor de boca, podemos despedirnos con un arrivederci, mientras tomamos un avión que nos llevará a descubrir las mieles americanas. ¡Despegamos hacia Argentina! 

    Buenos Aires nos espera, receptiva, divertida, dinámica y culturalmente activísima. Esta París del Sur se ubica en una extensa llanura, con una climatología suave y con agua, mucha agua, dulce y salada. La Reina de la Plata destaca por su ecléctica arquitectura, donde se entremezcla el estilo colonial español, el art decó, el art nouveau, neogótico moderno, francés borbónico, postmodernismo... Para desplazarnos por esta la urbe emplearemos el Subte, el metro más antiguo y mayor de toda Iberoamérica; porque hay mucho que ver en la cosmopolita Capital Federal: la importantísima Plaza de Mayo y la Casa Rosada, en el Barrio de Monserrat; el Barrio de San Telmo con el Parque Lezama y la famosa Feria de Antigüedades; el Barrio de Recoleta, turístico y cultural a la vez; Puerto Madero, un distrito marítimo muy exclusivo de la ciudad porteña; La Boca, emblema de los inmigantes bonaerenses, con su famoso Paseo El Caminito, La Bombonera, la famosa cancha de fútbol del Boca; etc.  Visitaremos alguno de sus muchísimos teatros, como el  célebre Teatro Colón, y nos tomaremos un mate en alguno de los Bares Notables, protegidos, que son Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires, entre los que destaca el Café Tortoni. Habremos de comer, claro está, y yo soy incapaz de resistirme a una empanada de carne de res y a cualquiera de los exquisitos platos de pasta de la variada gastronomía porteña, tan influenciada por Italia. Quizás tengamos la fortuna de poder ver bailar un tango en alguna plaza, mientras suena una música cadente y alguien canta en el habitual lunfardo.

    "Mi Buenos Aires Querido,
    cuando ya no te vuelva a ver..."

    De la capital argentina a la capital de Chile, rodeada por las Cordillera de la Costa y de Los Andes y cruzado por el río Mapocho. En Santiago de Chile vamos a caminar, porque sus hermosas zonas verdes lo requieren. Visitaremos el Palacio de la Moneda y la Plaza de Armas, en la que nos entretendremos disfrutando de los muchísimos artistas callejeros que allí se congregan. No estaría mal conocer el Pueblito los Dominicos, donde podremos admirar la artesania chilena. El Parque Metropolitano de Santiago es uno de los parques urbanos más grandes del mundo y reúne el Zoológico y el Jardín Botánico. Bajaremos mediante el funicular hasta el Patio de Bellavista, un barrio bohemio donde aprovecharemos para tomar un delicioso helado. Si seguimos hasta el Mercado Central, allí podremos encontrarnos con una oferta impresionante de locales gastronómicos. Pescados y mariscos traídos desde la costa se pueden degustar hasta altas horas de la madrugada, acompañados de un buen vino chileno. Y si nos apetece algo dulce, la repostería de este país satisfará a los más golosos: desde los típicos y clásicos alfajores, pasando por el mote con huesillo, hasta las sopaipillas, menos conocidas fuera de las tierras andinas. Más tarde, podríamos disfrutar del ocio nocturno del barrio Lastarria, cuyas calles tienen un aspecto muy europeo. A pocos kilómetros del centro de Santiago, existe una reserva natural rodeada por la Cordillera de Los Andes que no podemos dejar de visitar: el Santuario de la Naturaleza, cuyos caminos y veredas son extraordinarios para hacer senderismo e incluso ciclismo.

    ¿Continuamos nuestro viaje...?

    quinta escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

    ¿En qué zona geográfica del mundo estamos?

    Donde el mar se hizo tierra y roca,
    sal, fuego y vapor;
    donde lo extremo se convierte en norma,
    y, en zonas, el agua jamás cayó.

    Bajo un sol de oro y la plata lunar,
    gentes antiguas yacen, el tiempo les ata,
    vigilante, les mece en su cama
    y, en el seco vacío, les quiere ocultar.

    En los ojos más altos de este mundo,
    se reflejan todas las estrellas,
    grandes, medianas, chicas, todas bellas,
    en el cielo oscuro más profundo.

    Muy cerca, un pueblo que es piedra santa,
    que es su entrada a la nada, su mirador,
    ve de lejos cumbres, altas, blancas
    y de noche siente frío y de día, calor.


    Tesoro que hemos de encontrar.

    Sobre este paraje de otro planeta,
    de yeso, arena, arcilla y sal,
    casi nada camina, casi nada vegeta,
    sólo quien de lejos lo viene a admirar.

    Atardece en silencio en este santuario gris,
    luego rojo, en blanco y negro aquel cañón;
    una duna quieta mira la escena con atención
    y el visitante nunca fue más feliz.

    En la distancia, una montaña de fuego se ve,
    a lo lejos perfecta, blanca y oscura,
    su corona es ahora una profunda laguna,
    y miles de aves rodean sus pies.

    Pedes in terra ad sidera visus.

    0 0

    En nuestra anterior escala hemos estado en el desierto más árido de nuestro planeta, el maravilloso Desierto de Atacama, y nos hemos detenido en un paraje de indudable belleza e interés geológico, un santuario de la naturaleza llamado Valle de la Luna, cuyos atardeceres nos engañan y nos hacen sentir que caminamos sobre aquélla. 

    Pero hemos de seguir en nuestro viaje...
    sexta escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

    ¿En qué país estamos?

    Entre una mano de naciones diversas y un océano profundo, cuatro continentes se mestizan. Grandes y antiguos pueblos lo cultivaron, construyeron sobre él e incluso rayaron en su tierra aves, mamíferos, reptiles... Es mar, es meseta, es montaña, es desierto, es hielo y fuego, es mucha selva, es agua y en él nace la vida que alimenta el pulmón del mundo. El oro lo dio a conocer y la mierda lo consagró. Es Historia y vive de ella, de su tierra y de ofrecer buen abrigo. Tiene un récord Guinness gastronómico muy importante.


    Tesoro que hemos de encontrar.

    Se creó al grito de apoyo a la causa nacional y ayudó a sufragar los gastos de una contienda. Su ingrediente principal es el sustento de estas tierras, pero se conjuga con muchos otros. Se sirve en todas las mesas de este país, sean ricas o humildes, especialmente en las de la capital, de la que toma parte de su denominación. 

    0 0

    Perú nos ha acogido durante unos días y nos ha mostrado el nacimiento del Amazonas, el río más poderoso de nuestro Planeta, su Altiplano, sus enormes y altas montañas, su belleza natural. Perú nos ha enseñado que también es Historia, es mestizaje humano y es cultura. Nos ha permitido probar las mieles de su variadísima gastronomía, referente mundial actual. De entre sus delicias gastronómicas, hemos degustado la causa limeña, cuyo ingrediente principal es una de las más de trescientas variedades de papas que tiene este país y que son el sustento de esta tierra tan diversa. Este plato, muy fresquito, es un manjar que bien podríamos preparar antes de que termine el verano en nuestro Hemisferio Norte. 

    Después de disfrutar de este hermoso país, toca hacer las maletas. Nos echaremos un sueñecito mientras volamos hacia América del Norte. ¿Están list@s?
    Séptima escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

    ¿En qué accidente geográfico estamos?

    De norte a sur se extiende en dos estados muy ricos de formas diversas, congregando maravillas naturales incomparables. Lleno de valles profundos, cañones esculpidos en granito, vacíos de roca que fueron glaciares, lagos alpinos, altísimos y antiguos bosques en los que no se vislumbra la luz desde el suelo, lugares venerados en el pasado por pueblos despojados de su orgullo y de sus caminos, arrugadas extensiones que hoy están protegidas por la ley... En él se yergue, blanco, el punto más alto y, muy cerca, el más bajo, de la nación continental en la que se encuentran. Su nombre existe también en otra parte del mundo.


    Tesoro que hemos de encontrar.

    Está siempre vivo, dicen, y, aunque éste es uno y tiene nombre de la Antigüedad, forma parte de un todo, de iguales que se ayudan y curan porque comparten lo esencial. Vive en la tierra desde hace mucho, se alimenta del agua y de las nubes y es el ser de esta clase que más acaricia el cielo. Impresiona desde arriba y desde abajo. Es rojo y aromático; es verde y ondea al viento. 

    Puntualización:

    En mi intento de que el lugar fuera lo más amplio posible y que no diera lugar a dudas, he logrado el efecto contrario. Además, y como apuntan algunas personas que han seguido correctamente las pistas, el tesoro podría estar algo más al norte del accidente geográfico que pido, aunque hay muchas dudas al respecto y ya diré por qué (cuando publique la 8ª escala). 


    En este sentido, y como admito que puede haber otras posibilidades y que "me he pasado de listilla", cosa que pasa cuando una se emociona como yo me he emocionado, debo ser justa y voy a permitir lo siguiente:

    MIENTRAS EL TESORO SEA EL CORRECTO (con pelos y señales), admitiré como correctas la respuestas...

    1) el accidente geográfico sobre el que doy pistas en el juego (aunque no sea el más exacto para encontrar el tesoro).
    2) otro accidente geográfico cercano (y del mismo tipo que el anterior) y en el que está ubicado el lugar en el que parece que se encuentra el enclave el tesoro.

    ¿Estamos...?

    Siento la lata que he dado. La emoción y diversión me han nublado el buen juicio. ;)

    0 0

    Si eres canari@, te gusta la pata de cerdo. No hay matices. Incluso si eres vegetariano, recuerdas cómo te encantaba y cuando sales con amigos omnívoros, la hueles y... ¡Mejor me callo!

    Si no eres canari@ y has venido a Gran Canaria, donde la pata de cerdo asada es una institución gastronómica, seguramente alguien te la habrá dado a probar y te habrás enamorado. Incluso cuando no está jugosa a tope, la pata de cerdo está buenísima. Pero, cuando está jugosa, tibia, con sus cortezas, sus trocitos de grasa, con un cachito de pan al lado y ese aroma tan característico... ¡El cielo baja y se posa en tu plato!
    Evidentemente, salta a la vista que no es la pata asada que te sirven en cafeterías, bares y restaurantes, porque la pata de cerdo asada de verdad, la buena y deliciosa, es una pata entera, con su hueso, su corteza crujiente y churruscadita. La mía es una versión para hacer en casa, porque normalmente estamos limitad@s por el horno. Pero si tienes la suerte de tener un horno enorme y potentísimo, incluso de leña, haz la pata entera, modifica los tiempos y las cantidades de todo y disfruta. Nosotros nos conformamos con esta versión de la receta tradicional canaria, apta para hacer en una casa normal, con un horno normal.¿Estamos...?
    Pata de cerdo asada 
    (versión adaptada a un horno casero)
    Ingredientes:
      - 1,5 kg de jamón de cerdo (pata de cerdo deshuesada, con su grasa)
      - aceite de oliva virgen extra
      - 8-10 dientes de ajo chafados
      - sal marina gruesa
      - pimienta negra molida
      - hierbas secas al gusto: orégano, tomillo, romero picadito, etc.
      - copos de guindilla seca

    Elaboración:

    1º) Sacar la pieza de carne de la nevera 1-2 horas antes de hornearla. Debe estar a temperatura ambiente.
    2º) Remeter bien los bordes, dejándolos hacia abajo. Embadurnar de aceite toda la carne, salarla al gusto y meter los dientes de ajo chafados entre los pliegues. Espolvorear las hierbas secas, los copos de guindilla y la pimienta molida.
    3º) Hornear a 190ºC con la función aire durante 1 hora. Apagar el horno y dejar que se enfríe completamente antes de sacar la carne.
    4º) Cortarla en rodajas muy finas con un buen cuchillo.
    Es una receta muy sencilla de hacer, por lo que la suelo preparar cuando vamos a casa de amigos, o de asadero, en cumpleaños y fiestas informales, donde nos apetece comer con las manos y no hay mesa fina con mantel blanco de tira bordada. La horneo la noche anterior, al día siguiente Marc la corta, la metemos en un buen recipiente de cristal con tapa y ya podemos salir y divertirnos.

    Les puedo asegurar que gusta a todo el mundo. Es jugosa y las especias y el ajo le dan un sabor muy agradable. Puedes comerla sola, sobre una rebanada de buen pan o en bocata con unas rodajas finas de tomate. No es normal que sobre, pero si sobra (Marc reza para que ello suceda), la dejas en un recipiente en la nevera, bien tapada, y dura varios días. Nosotros la disfrutamos muchísimo  en sandwiches y bocadillos.  

    ¿Te animas a cocinarla la próxima vez que quieras llevar algún plato a una comida informal...?
    Recipiente rectangular de cristal con tapa cortesía de Pyrex España. Cook&Store!

    0 0

    En la escala anterior hemos estado conociendo la cordillera Sierra Nevada (entre California y Nevada, E.E.U.U.), aunque también es posible que nos hayamos situado en la Cadena Costera del Pacífico (California) que llega hasta el estado americano de Oregón. Hemos encontrado nuestro tesoro, el ser viviente más alto de nuestro Planeta: Hyperión, una sequoia sempervirens de 115,55 metros de altura (ni la más antigua, ni la más grande en volumen, sólo la más alta hasta la fecha). 

    Según muchos estudios, investigaciones, documentos, etc., últimamente se intenta proteger la sequoia de un modo, a menudo, paranoico, pero los hechos mandan. Cada vez que se menciona el árbol más alto, el más antiguo, el más "loquesea", va algún descerebrado a destruirlo, a colgarse de él, a dañarlo escribiendo cualquier estupidez sobre su inmenso, rojo y aromático tronco. Por ello, hay quienes mantienen que hay mucha "desinformación" respecto a dónde está situado concretamente Hyperión, si en la zona montañosa más hacia el interior de la Cadena Costera del Pacífico (Coast Ranges), en un Parque Nacional denominado Redwood (no es un accidente geográfico), o en algún lugar del norte de Sierra Nevada. Sea como fuere, si en algún momento visitásemos esos gigantes tan hermosos, seamos muy respetuosos con ellos, porque llevan más tiempo sobre La Tierra que cualquiera de nosotros y su majestuosidad debería impulsarnos a protegerlos.

    A partir de ahora nuestro viaje hacia la próxima parada será rápido, pero no por ello menos atractivo. Desde California partiremos hacia Vancouver, en Canadá, aprovechando para ver toda la costa oeste de América del Norte. De allí a Anchorage (Alaska) en avión, maravillándonos de la orografía costera de Canadá y Alaska y, sin perder mucho tiempo, seguiremos hacia Vladivostok, en Rusia. De ahí a Tokio (Japón) y, finalmente, hacia nuestro destino.
    octava escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

    ¿En qué país estamos?

    Son varios territorios abrazados todos por un mar que es de un demonio, pero es una sola nación de gentes diversas bajo una gran nube blanca. Llanuras verdes, fiordos, altas y escarpadas montañas, bosques de árboles raros y sagrados, lagunas de barro burbujeante, tierras oscuras, lagos verdes, santuarios naturales con playas interminables... Extraños y antiguos animales habitan estas tierras, pero no todos los que deberían. Un pájaro que no vuela les da apodo y curiosos helechos de plata son uno de sus símbolos; e incluso un árbol que florece en verano es su Árbol de Navidad. Cuando sus deportistas desafían, hacen temblar la tierra. Es un país de cine...


    Tesoro que hemos de encontrar.

    Suena y se siente. Se escucha en una forma de arte para potenciar una historia del pasado y de aquel país. No hay palabras en ella. No son necesarias. Melodías distintas que hablan con la boca sin voz de unas pequeñas manos que se expresan sobre una gran caja que resuena. Ora es rápida y superficial; ora es lenta y decadente. A veces es desgarradora y, otras, baila, ríe, llora, ama, odia, desea... Emociona, comunica, hace vibrar.    

    Possunt quia posse videntur.

    0 0

    En la escala anterior hemos estado en un país tan bello como desconocido: Nueva Zelanda. El tesoro es la BSO de la película El Piano, de Jane Campion, rodada en 1993 en tierras de ese país que se ha convertido en un plató natural de cine y coproducida por Nueva Zelanda, Francia y Australia. La BSO fue compuesta por Michael Nyman, convirtiéndose en un rotundo éxito musical y de ventas.

    Desde ese tranquilo país, vamos a dirigirnos a nuestro último destino y terminaremos este recorrido tan peculiar alrededor del mundo. Hagamos memoria de nuestro viaje... Hace ya casi un mes partimos desde España, en concreto desde una villa de Galicia llamada Padrón. Luego nos dirigimos hacia el Puente de Oresund, que une Copenhague con Malmö. Continuamos hacia Túnez; la región italiana de Campania; el desierto de Atacama, en Chile; Perú y Nueva Zelanda... Hemos descubierto que cualquier cosa puede ser un tesoro cuando tratamos de descubrirla oculta entre pistas de toda índole. Un tesoro puede ser un pimiento, una serie de televisión, un anfiteatro o coliseo, un volcán, un valle en un desierto, un precioso árbol o la música de una película. Y hemos comprendido que un tesoro no tiene por qué ser algo valioso en términos económicos, porque el valor de las cosas está en nosotros mismos y en cómo las consideramos. Si cada un@ de nosotr@s le confiere mérito por una u otra razón, esa cosa es un tesoro. De hecho, ¿de verdad creemos que los conquistadores españoles y de todas partes de Europa buscaban sólo joyas y oro en su famoso El Dorado? Puede que los más humildes de las expediciones sí buscaran lo que se entiende obviamente por riquezas, pero... ¿Y los que las dirigían o quienes las patrocinaban?

    A partir de ahora, una vez se sitúen y encuentren el tesoro que he escondido, podrán tocar la pared, dar por terminado el juego y volver a sus rutinas. El miércoles día 3 de septiembre cerraré la posibilidad de comentar a las 23:00 horas horario canario (1 hora más en la Península), publicaré los comentarios y la solución correcta de esa última escala. El jueves 4 publicaré aquí, en el blog, y en el Facebook de Sano y de Rechupete la relación de las personas que, habiendo participado en siete o más escalas, hayan respondido correctamente, al menos, a seis de ellas, siendo obligatorio que uno de esos aciertos sea en la novena escala. Estas personas podrán optar a participar en el sorteo para ganar el premio. Supongo que cada un@ de ustedes tiene claro las respuestas que ha acertado y las que no porque en cada escala he reseñado la respuesta correcta; pero, si tienen dudas, pueden contactar conmigo a través de Facebook o de mi email e indicarme lo que tengan a bien. He realizado una tabla con las participaciones y cada una de las escalas, así que está todo reflejado en ella. 

    Me gustaría decirles que he disfrutado muchísimo jugando con cada un@ de ustedes, independientemente de que hayan acertado más o menos. No se imaginan cuánto he disfrutado. Me he reído, emocionado y hasta he dudado. ¡Claro que he dudado! Dudar ayuda a aprender, así que no dejen nunca de hacerlo. Espero que ustedes se hayan divertido tanto como yo; que se hayan reído y enfadado; buscado, dudado, aprendido, gritado, corregido y hasta soñado con el tesoro. Todo esto ha sido el objetivo de este juego que nos ha tenido entretenid@s durante el mes de agosto. El premio es simplemente un extra que espera sobre mi mesa a ser enviado al orgullos@ ganador@ de El juego del verano.

    Espero que sigan cerquita de mí, de este blog, de mi Facebook... ¡Muchas gracias por hacerme compañía!
     Novena y última escala en nuestro viaje alrededor del mundo.

    ¿En qué país estamos?

    Bajo el techo del mundo y bañada por ríos sagrados, late el espíritu de una tierra vasta y llena de contrastes que sorprenden sin complejos. Ansías pisarla y, al hacerlo, lo que ves te produce felicidad y tristeza. Ciudades de colores que dejan atónito al viajero; maravillas del mundo construidas por amor; regiones que abrigan delicadamente; fiestas pletóricas de color en las que todo se olvida y se perdona... Tuvo un padre, modesto, sabio y admirado, que marchó para liberar la sal de este país en el que las comidas son hermosamente sabrosas e incluso, a veces, hacen llorar.


    Tesoro que hemos de encontrar.

    Se habla de él desde hace más de 2500 años y nace de una raíz que pronto se convierte en un tesoro dorado, muy económico. Le dicen esencial, básico. Antes daba color, curaba y preservaba, pero, sin duda es más conocido por formar parte de una mezcla indisolublemente unida a la tradición del país en el que estamos, aunque también a la de otro con el que sigue manteniendo lazos. Se le confunde equivocadamente con otro esencial mejor pagado. El país de esta novena escala es el que más lo exporta, pero no en exclusiva, y ésta que escribe es una fan incondicional.

    Finis coronat opus.

    0 0

    El viaje que hemos hecho alrededor del mundo ha llegado a su fin y el juego del verano ha concluido, pero aún nos queda algo por hacer: determinar quién de las clasificadas se lleva el premio. Han sido diez las personas que han participado en al menos siete de las nueve escalas de nuestro viaje y han respondido acertada y completamente en, al menos, seis de ellas. Una de esas diez personas resultará elegida mediante sorteo y se hará con el premio.  

    Sin embargo, y a pesar que "sólo puede quedar uno", tengo que darles las gracias a todos y cada uno de los participantes en este juego que no habría podido ser nada sin ustedes. Ya lo he dicho, lo sé; incluso les he enviado emails a los participantes en la última escala, aunque parece que no han sido recibidos por todos, porque los envié como respuesta a los comentarios que iban haciendo ustedes en el blog y debe ser que no todos ustedes tienen configurados las direcciones de correo registradas en Blogger como aptas para recibir correos. Creo, vamos... Pero, en fin... No importa. Lo vuelvo a repetir aquí y a gritos: ¡¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS A TOD@S L@S PARTICIPANTES!!! Me he divertido lo que no está escrito y he aprendido mucho, de muchas cosas y, sobre todo, de ustedes, que son quienes han puesto la sal y la pimienta a este juego. Amenazo repetir.

    Antes de reseñar quiénes se han clasificado, quiero presentarles a la artista diseñadora que ha realizado uno de los regalos del premio. Se trata de MORTIZ y detrás de este nombre y de una de sus marcas, Mozamo Gran Canaria, se encuentra la persona: Mina Ortiz.
    Mina Ortiz nació en la Línea de la Concepción, pero, prontito, vino con su familia a vivir a Las Palmas de Gran Canaria. Estudió Diseño en la Escuela Superior de Arte de Las Palmas o, lo que antes se llamaba, Escuela de Arte Luján Pérez. Yo, que la conozco desde que ambas éramos adolescentes con las hormonas revolucionadas, puedo decir que siempre tenía un lápiz en la mano y andaba siempre dibujando y garabateando. ¡Incluso mientras hablábamos de tonterías sobre la arena de la Playa de Las Canteras! Empezó a tomarse en serio el diseño vectorial y el de prendas en general a raíz de un concurso de diseño de camisetas que se organizaba en E.E.U.U. A partir de ahí, supo que ése iba a ser su mundo.

    Creó Mortiz, que es su nombre artístico y su marca como diseñadora y dibujante y, posteriormente, Mozamo Gran Canaria, que es su marca comercial de estampados para telas, camisetas, pañuelos y, en general, para textiles. Puedo decir que sus estampados son una preciosidad, muy originales y muy étnicos. Sus diseños en camisetas son lindísimos, naturales, vitales y optimistas, pero realiza pedidos con personalizaciones al gusto del cliente, aunque, claro, siempre con su sello personal. En breve veremos su nombre incluido en Pasarela Canaria, la plataforma virtual de la moda canaria.¡Estoy super orgullosa de ella! ¡Tengo una amiga artista!
    En las fotografías anteriores se puede ver a Mina Ortiz posando con el diseño realizado en exclusiva para Sano y de rechupete que ha sido dibujado íntegramente a mano sobre la bolsa que porta. Como habrán podido ver, esa bolsa es el tercer regalo del premio. Es de tejido natural mezcla de lino y algodón, ha sido confeccionada por las manos estupendas de mi madre (¡¡¡gracias mami!!!) y tiene pintados los dos lados.  Como todos los diseños en tela que realiza Mina, pueden ser lavados y planchados sin problema, pero siempre del revés. La ganadora lo verá bien resaltado en una etiqueta adhesiva de Mozamo Gran Canaria.
    Y el premio completo, sobre estas líneas, puede llevárselo alguna de estas diez personas:

    - Bea, recetasymás
    - emma
    - La Madrastra
    - Laura Selene
    - Lolah
    - Loreto
    - maria josé
    - Nik
    - The Intercultural Kitchen
    - yo con mi mandolina

    ¡¡¡Muchísimas felicidades a las diez!!! ¡Mucha suerte en el sorteo! Lo realizaré en los próximos días y el lunes anunciaré el nombre de la ganadora en un post de este mismo blog.

    0 0

    Después de un mes jugando a quebrarnos el coco, quedaron diez finalistas que cumplieron con los requisitos de participación y aciertos. Ahora, tras el sorteo a través del sistema Random.org, ya tenemos ganadora...


     

    ¡Felicidades Noema! Ya sabes lo que te llevas y espero que disfrutes de los libros y de la bolsa más medioambiental del mundo. Escríbeme un email (el correo electrónico lo puedes ver en la columna de la derecha) y reseña tus datos completos para que pueda hacerte llegar tu premio.

    0 0

    Adoro la pizza. Eso sí, la pizza debe estar bien hecha, crujiente y sin nada de agua.¿Por qué digo esto...? Porque cuando como la pizza en la calle, siempre la pido con vegetales y si me ponen alguno de los ingredientes de lata me dan sofocos y me entra el berrinche. Detesto que me pongan cualquier verdura de lata en la pizza. La humedece y estropea por completo y en algunos sitios parece que no se quieren enterar. Yo quiero mi pizza así...
    En ocasiones anteriores he publicado mi masa de pizza ideal, pero, esta vez he acudido a uno de mis libros de gastronomía preferidos: Culinaria Italia

    Cada día que pasa me gusta más y más la cocina italiana, porque es completísima y variada, muy saludable, colorida y deliciosa. Y es necesario que abandonemos de una vez esos tópicos que se empeñan en señalar que Italia es sólo pasta y pizza, porque les puedo asegurar que es mucho más. La gastronomía italiana está repleta de hermosos vegetales, legumbres, pescados, carnes, setas, embutidos, quesos y, claro que sí, pastas, arroces, pizzas...¿Y saben lo que más me gusta de la Italia culinaria? Que aman cocinar y comer, por lo que toda su cocina está barnizada con mucho placer sensorial y eso se nota.

    La receta que les voy a mostrar recoge la masa de pizza tal cual aparece en el libro mencionado anteriormente, pero los ingredientes que le dan sabor son de cosecha propia. De hecho, ésta es mi pizza favorita: con salsa de carne, verduras maravillosas y llenas de color, así como buen queso de mi tierra.  

    Receta de pizza con salsa de carne y verduras

    INGREDIENTES

    A) Masa de pizza:

    • 500 g de harina de trigo
    • 125 ml de agua templada
    • ½ cucharadita de sal marina
    • 10 g de levadura seca
    • aceite de oliva (para pincelar un poco la bandeja de hornear)
    • harina para estirar y amasar

    B) Ingredientes de la pizza:

    • masa de pizza
    • 300 g de carne de ternera muy picada
    • pimiento rojo cortado en tiras
    • calabacín laminado
    • cebolla morada en ruedas
    • queso rallado (emmental y majorero curado)
    • orégano
    • sal marina
    • 1 chile rojo finamente laminado.
    ELABORACIÓN

    A) Hacer la masa de la pizza: 1º) Hacer una masa madre: disolver la levadura en un poco de agua. Añadir 2-3 cucharadas de harina y remover hasta conseguir una masa homogénea. Cubrir con un paño y dejar levar 30 minutos. 2º) Tamizar el resto de la harina y mezclar con la masa madre. Añadir un poco de sal y amasar hasta lograr que esta masa sea elástica. Incorporar el agua restante poco a poco y seguir amasando unos 10 minutos más, tras los cuales la masa deberá estar blandita y elástica. 3º) Cortar la bola de masa en 4 partes, espolvorear harina, taparlas con un paño y dejar que leven unas 2 horas. 4º) Estirar cada bola de masa con el rodillo hasta que quede 0,5 cm de grosor. Pincelar ligeramente las bandejas del horno y colocar las masas estiradas.

    B) Preparar la salsa de carne: 1º) Cocinar la carne con un poquito de sal. Añadir la passata y mezclar bien.

    C) Montar la pizza: 1º) Repartir la salsa de carne por la base de la pizza. 2º) Añadir el queso 3º) Distribuir las láminas de calabacín, encima el pimiento rojo en tiras y la cebolla morada. 4º) Si se quiere un extra de queso, se puede añadir más al final y por encima de todo. 5º) Hornear a muy alta temperatura (250-300ºC) de 15 a 20 minutos y hasta que la masa esté crujiente y el queso se haya derretido completamente. 6º) Sacar la pizza del horno, añadir 4-5 ruedecitas de chile y espolvorear el orégano. 

    A tener en cuenta

    - Con esas cantidades salen 4 pizzas. Si quieres más o menos, amplía o reduce proporcionalmente las cantidades.
    - Si ves que te queda un poco seca la masa, ve añadiendo cucharadas de agua poco a poco. Cuidado, porque si te pasas, tendrás que añadir más harina y, en consecuencia, más levadura. 
    - En casa nos gusta que las verduras estén crujientes, pero si tú las prefieres más blanditas, saltéalas unos minutos en la sartén antes de colocarlas sobre la masa.
    - Hay quien prefiere poner el queso sobre los ingredientes de la pizza, para cubrir. A nosotros nos gusta que las verduras y otros ingredientes se vean por encima y queden adheridos al queso. Sin embargo, si hay algún ingrediente delicado, mejor cubrirlo de queso o añadirlo casi al final del horneado. 
    - Hay quien añade al final un chorreón de buen aceite de oliva. Yo no lo hago, pues el queso le añade grasa y le da suficiente sabor.
    El molde de la pizza es por cortesía de Pyrex España, ideal si quieres que las pizzas te queden crujientes.

    0 0
  • 09/16/14--12:37: Toad-in-the-hole vegetariano
  • Sí, vegetariano... Sé que los puristas gastronómicos van a echarse las manos a la cabeza, pero, sinceramente, me da igual, porque creo que ésta es una manera maravillosa de preparar un toad-in-the-hole o, si lo preferimos, un pastel salado
    La primera vez que escuché hablar de un toad-in-the-hole fue en un programa de cocina que me gusta mucho y que protagonizan dos hermanos británicos. The Fabulous Baker Brothers, así se llama el programa, trata sobre unos retos que se marcan dos hermanos, uno carnicero y otro panadero. ¡Me encanta el programa! Me divierte una barbaridad y se aprende mucho, tanto de cocina británica en general, como del idioma inglés, cosa que me viene muy bien. Si no sabes de qué programa hablo, ya estás tardando en ir a ver.

    Conocía este plato del recetario británico, incluso llevaba un par de años viéndolo en un libro de cocina que se llama "Patatas y verduras", de la Editorial Parragon, y que me costó una cantidad ridícula para todo el uso que le he dado. Decir, además, que fue uno de los primeros libros de cocina que me enganchó de verdad y que me mostró que yo podía cocinar todo lo que me propusiera y eso no tiene precio, ¿no creen?
    Eltoad-in-the-hole es, tradicionalmente, un plato que contiene una masa y un relleno de carne de cerdo, generalmente salchichas. Realmente debe estar buenísimo, pero en casa no nos gustan las salchichas demasiado. Un poco, sí, pero para hacer un pastel de esta clase... ¡Va a ser que no! Por eso, cuando surgió la oportunidad de hacerlo vegetariano, me entusiasmé. Creo que el toad-in-the-hole gana muchísimos enteros hecho con verduras. Y ya lo imagino con setas cuando empecemos a recolectarlas... ¡Madre mía! ¡Otoño ven a mi!

    Y es bonito el nombre... Toad-in-the-hole significa literalmente "sapo en el agujero" y no... No es eso lo que me gusta. Me gusta la sonoridad de la expresión, porque los sapos no me gustan en absoluto. Bueno, me dejo de rollos y voy a lo que manda: la receta.

    Receta de Toad-in-the-hole vegetariano

    INGREDIENTES:

    a) Masa:
    • 100 g de harina de trigo normal
    • 2 huevos batidos
    • 200 ml de leche
    • 2 cucharadas de mostaza tipo antigua
    • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • un pizco de sal marina gruesa

    b) Relleno:
    • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • 4 dientes de ajo chafados un poco (con su piel)
    • 1 cebolla pelada y cortada en 8 trozos
    • 2 zanahorias peladas y cortadas longitudinalmente
    • 1 trozo de pimiento rojo cortado longitudinalmente
    • 1 calabacín cortado longitudinalmente
    • un manojito de habichuelas (judías verdes) ya guisadas
    • 7-8 tomates cherries
    • 1 cucharada de mostaza tipo antigua
    • 1 cucharada de hierbas secas (tomillo, orégano y romero)
    • sal marina gruesa
    • pimienta negra molida

    ELABORACIÓN:

    1º) Preparar la pasta: mezclar en el vaso americano todos los ingredientes, salvo el aceite. Batirlo todo 1 minuto y dejar reposar unos 20 minutos.

    2º) Meter en el horno a 200ºC la bandeja o fuente donde vayamos a hacer nuestro pastel salado, pintada con las 2 cucharadas de aceite.

    3º) Relleno: Calentar el aceite en una sartén y saltear los ajos chafados y la cebolla durante unos minutos a fuego fuerte. Incorporar los trozos de zanahoria, luego los trozos de pimiento y, finalmente, los de calabacín. Añadir las habichuelas y los cherries, salpimentar, incorporar la mostaza y las hierbas secas. Remover 1 minuto y apagar el fuego.

    4º) Sacar del horno la fuente donde se va a preparar el pastel y verter la mezcla de la pasta. Seguidamente, disponer las verduras sobre la pasta, dejando 1 cm del perímetro libre.

    5º) Hornear unos 30-35 minutos a 190ºC o hasta que la masa haya subido, cuajado y esté doradita.

    6º) Servir inmediatamente

    A tener en cuenta:

    - El aceite y la fuente o bandeja donde vayamos a hacer nuestro toad-in-the-hole debe estar muy caliente. De ese modo, al verter la pasta, ésta empieza a cocerse y crecer desde ese mismo instante. Fue lo que más me llamó la atención de esta especie de pastel. Es realmente sorprendente y hace que la masa quede muy rica y apetecible; se mezcle con los ingredientes del relleno, por un lado, pero, por otro, crezca como una carcasa de pan.

    - Yo pienso hacerlo con setas en cuanto empiece la temporada, pero también voy a probarlo con taquitos de carne de cerdo, tipo el raxo gallego. ¿Por qué no? 

    - El toque de la mostaza es estupendo. No sabe a mostaza, pero le da carácter al plato. No la suprimas.

    0 0

    Primera receta del otoño, que acaba de entrar sigiloso y casi sin que, al menos en las Islas Canarias, nos hayamos percatado. Ya sé que las ciruelas son muy veraniegas. Lo sé. Pero entre una cosa y otra, no había tenido tiempo (ni ganas, para qué mentir) de subir la receta. 
    Aviso a navegantes: si lo pruebas, estarás perdid@. ¡Menuda golosina! He decirles que desconocía que se pudiera hacer conserva de ciruelas, pero, tomándome un café con mi querida Irmina, de El Zurrón de los postres, le conté que las ciruelas me salían por los ojos y ella me dijo que todo era posible en el mundo dulce. Y dicho y hecho. Conserva de ciruelas en un abrir y cerrar de ojos. 
    En la finca que mis padres tienen en las Medianías de Gran Canaria se dan muy bien los cítricos (especialmente naranjas y mandarinas), los aguacates que empezaremos a recolectar en un par de meses y las ciruelas, especialmente las rojas y las negras. Fíjense en el tamaño de la preciosa ciruela que tengo en la mano. Es casi como una manzana, jugosa, dulce y ácida al tiempo... ¿Les apetece un mordisquito?
    La receta es muy sencilla. Me la prestó Irmina, aunque yo la varié mínimamente, así que pueden, si quieren, mirarla en El Zurrón de los postres. Yo hice dulce de ciruelas con unos 3 kg de fruta, pero voy a reducir las cantidades para presentar mejor la receta.

    Dulce de ciruelas
    INGREDIENTES:

    - 1 Kg de pulpa de ciruelas limpias, cortadas a la mitad y deshuesadas.
    - 700 g de azúcar

    ELABORACIÓN:

    1ª) Colocar la fruta en un caldero, mejor bajo y ancho que alto y estrecho, para facilitar la evaporación del agua de la fruta y la más rápida concentración de los azúcares que trae consigo que espese más rápidamente.

    2º) Napar con el azúcar y dejar reposar 30-40 minutos.

    3º) Cocer a fuego medio hasta que la fruta esté blanda y la mezcla sea una especie de melaza con tropezones.

    4º) Triturar al punto que se desee.

    5º) Volver a cocer a fuego medio-bajo, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue al fondo. Cuando veamos que nos cuesta remover por la resistencia que ofrece la mezcla por efecto de haber espesado, lo retiraremos del fuego.

    6º) Verter en caliente en los recipientes donde vayamos a guardar nuestra conserva, que sean lo más herméticos posible. Dejar los envases sin tapar hasta que nuestro dulce de ciruelas se haya enfriado completamente, así como haya endurecido su textura al punto de poderse cortar.
      A tener en cuenta:
      • La proporción que utiliza Irmina es la siguiente:
        1 kg de pulpa de fruta.................................................. 750 g de azúcar
      • En varios libros/recetarios de cocina que he consultado indican que para hacer dulce o conserva de ciruela es necesario que por cada kg de pulpa de fruta la proporción de azúcar ha de estar entre los 500 y 750 g. ¿Por qué? Porque, por debajo de 500 g no espesaría y no se conservaría un tiempo razonable y, por encima de 750 g, parece ser que el azúcar cristalizaría más de lo aconsejable y el resultado al paladar no sería fino y sí excesivamente dulce.
      • La proporción que yo utilicé es la siguiente:
          1 kg de pulpa de fruta................................................ 700 g de azúcar
      • Cuando empecé a hacer el dulce de ciruelas empleé sólo unos 550 g de azúcar y observé que iba a costarle muchísimo espesar, porque yo tenía mucha fruta en el caldero, lo que haría que tardase más tiempo en evaporar el agua. Por esto, corregí la cantidad de azúcar y distribuí la mezcla en 2 calderos u ollas. Aún así, se puede apreciar que mi conserva no es muy dura y sí bastante cremosa. Si le hubiera puesto más azúcar, en casa no hubiera gustado y de esta manera conserva el toque de acidez original de la ciruela. En cualquier caso, te he facilitado 3 métodos de buscar la proporción fruta-azúcar. Elige el que prefieras o más te convenga.
      • Es importante no tapar los recipientes en los que vamos a guardar nuestra conserva hasta que ésta esté completamente fría.
      • El dulce de ciruelas se conserva bastante bien fuera de la nevera si el recipiente es hermético. Si no lo es, yo te aconsejo que lo lleves a la nevera. De una bloguera gallega, Nenalinda, del blog Siguiendo a Nenalinda, aprendí que es genial conservar los trozos de dulce de membrillo envueltos en papel film en el congelador, así que ésta es mi recomendación: envuelve los bloques de dulce de ciruela en papel film plástico y mételos en el congelador. Lo podrás utilizar sin problema en cualquier momento, dado que la cantidad de azúcar que lleva hace imposible su congelación, pero sí lo mantiene en perfectas condiciones de conservación.
    En casi todas las recetas que llevan medidas, suelo usar los Kitchen Lab de Pyrex. Lo puedes ver sobre estas líneas. Este vaso medidor lo tengo por cortesía de Pyrex España.

    En fin, como pueden ver, es una receta muy sencilla y, si son amantes de las conservas caseras, el dulce de ciruelas se encaramará a la cima de sus preferidos. A nosotros nos encanta con queso y un poco de pan y también en ensaladas de hoja verde cortado a trocitos. ¿Y a ti cómo te gusta...? ¿Tienes tus propios trucos para hacer conservas? ¿Me los cuentas?


    0 0

    El otoño ha llegado sólo en el calendario, porque en las Islas Canarias tenemos un tiempo espectacular. Por eso, aún nos siguen apeteciendo ensaladas y aliños de toda clase y, como no, de legumbres. Hoy es el turno de las judías o alubias, si en tu zona las llaman así.
    Es más frecuente hacer esta clase de ensaladas con judías blancas que con oscuras, pero, te aconsejo que abras tu mente y las pruebes, porque el sabor que tienen y lo mantecosas que son van genial con los aliños frescos y de aromas cítricos. El chile amarillo, la lima y el vinagre de miel son un trío perfecto y cuando le añades el cilantro fresco es una combinación refrescante a más no poder.
    Aliño de judías "canela"
    INGREDIENTES:

    • 250 g de judías canela
    • para guisarlas: 1 tomate, un trozo de pimiento verde, ½ cebolla, hoja de laurel, sal gruesa.
    • 1 tomate grande
    • un trozo de pimiento rojo
    • 1 cebolla roja mediana
    • 1 chile amarillo
    • para el aliño: 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas soperas de vinagre de miel, el zumo de 1 lima y un poco de su ralladura, 1 cucharadita de mostaza antigua, comino en polvo, sal fina, hojas de cilantro fresco.

    ELABORACIÓN:

    1º) Poner las judías en remojo en agua fría y sin sal unas 12 horas antes.

    2º) Escurrir las judías del agua del remojo. Colocarlas en una olla, añadir un tomate, el trozo de pimiento verde, la hoja de laurel y cubrirlas con agua fría (sólo cubrirlas). Cocerlas a fuego medio -bajo durante unos 35-45 minutos o hasta que estén tiernas pero completamente enteras. A mí me bastaron 35 minutos para alcanzar el punto que me gusta para hacer esta ensalada. No olvides echar la sal a mitad de la cocción.

    3º) Escurrirlas completamente y pasarlas por agua fría para cortar la cocción. Colocar las judías en una fuente amplia. Reservar.

    4º) Cortar el tomate, el pimiento y la cebolla en brunoise. Cortar el chile amarillo en ruedecitas finas. Añadir las verduras cortadas a las judías.

    5º) Preparar el aliño: mezclar el aceite, el vinagre, la mostaza, el zumo de lima, su ralladura, un pizco de sal (muy poquita) y el comino y emulsionar bien.

    6º) Verter el aliño sobre las judías y verduras, añadir las hojitas de cilantro y remover con cuidado. Rectificar de sal si hiciera falta. Llevar a la nevera.

    7º) Servir cuando esté fresca.
    Recipiente de cerámica apto para horno y vitro cortesía de Pyrex. Es genial para presentar los platos en la mesa. 

    A tener en cuenta:
    - Si tienes un proceso de cocción de las legumbres que te va bien y es distinto al que yo he descrito en esta receta, usa tu sistema. Muchos caminos llevan al mismo destino. Hay quien corta la cocción varias veces añadiendo un vaso de agua fría y es perfectamente válido, aunque a mí me va bien para hacer las judías enteritas el que acabo de describir.
    - Si no tienes lima, o no te gusta, usa limón, pero no elimines el toque cítrico, porque es lo mejor de la receta, lo que la hace fresca y diferente.

    0 0
  • 10/02/14--22:00: Queque de otoño (fall cake)
  • Aún no debería estar encendiendo el horno, porque hace calor, pero, me apetecía regalar un estupendo bizcocho a un amigo que cumplía años y a quien sé que siempre gustan mis caprichos dulces. Y es que... ¿A quién no le gusta un buen bizcocho, jugoso y sabroso, acompañado por un café aromático o un suave té? Yo no me resisto, al menos, a un cachito.
    Lo he explicado en alguna otra ocasión, pero como veo que me siguen preguntando por la palabra "queque", la vuelvo a explicar sin problemas y es que es tan linda, ¿verdad?

    En Gran Canaria (en Tenerife sé que lo llaman "bizcochón") y en otras zonas de Latinoamérica (por ejemplo, Perú, Chile...) usamos la palabra "queque", en vez de "bizcocho". Sí, es lo mismo, pero aquí los llamamos queques. "Queque" es la deformación vocal de "caque" que no es más que la pronunciación castellanizada del vocablo inglés "cake". Los británicos pronuncian "keIk" y nosotros, tan chulos, hemos decidido llamar a esas masas esponjosas y dulzonas "queques". Así, sin más. En Canarias esto mismo ha pasado con otras palabras; pero bueno, eso serán otras historias.
    Este queque, bizcocho, cake o como lo queramos llamar está delicioso. Es muy suave de sabor y muy jugoso de textura. No es un bizcocho seco, sino que tiene enjundia; digámoslo así.

    Es otoñal porque no es un queque ligero y esponjoso, sino consistente. Además, lleva manzana, nueces, coco rallado, pasas... Está bueno, bueno. Hazme caso y pruébalo. Imagina que lo haces un viernes por la tarde, incluso el sábado. Imagina amanecer al día siguiente y disponer de este queque, reposado, para desayunar. ¿No me digas que no te apetecería ver esta bandejita sobre la cama y desayunar sin prisas un sábado o domingo por la mañana? Un café bien aromático o un té rojo caliente son sus parejas perfectas, pero también un zumito de naranja o un batido de frutas de temporada. ¿No se te hace agua la boca...?
    Queque de otoño

    INGREDIENTES(para 2 moldes rectangulares medianos):
    • 7 huevos medianos
    • 240 g de azúcar
    • 120 g de manteca cocida de vaca (gallega y sin conservantes ni colorantes)
    • 350 g de harina (½ de trigo normal y ½ de repostería)
    • 17 g de levadura eco en polvo
    • 3 manzanas medianas peladas y hechas puré
    • el zumo de 1 limón
    • 100 g de coco rallado
    • un puñado de nueces troceadas
    • un pizco de sal marina fina
    • chocolate blanco
    • pasas
    ELABORACIÓN:

    1º) Batir los huevos con un poco de sal durante unos minutos. Añadir el azúcar y batir con fuerza hasta que la mezcla se vuelva blanquecina y espesa.

    2º) Incorporar la manteca fundida, pero fría. Mezclar bien, pero con cuidado para que la mezcla no se baje demasiado.

    3º) Añadir el puré de manzana y el zumo de limón y mezclar.

    4º) Tamizar la harina y la levadura y añadirlas, cuidando de que no queden grumos.

    5º) Añadir el coco rallado y mezclar.

    6º) Finalmente, añadir las nueces ligeramente espolvoreadas con harina y remover ligeramente.

    7º) Verter la ½ de la mezcla en un molde y la otra ½ en otro, ambos forrados con papel de hornear. Hornear 45 minutos a 170ºC, los primeros 20 minutos con el calor sólo abajo y, el tiempo restante, con el calor arriba y abajo pero sin aire.

    8º) Dejar enfriar un poco antes de desmoldar.

    9º) Fundir el chocolate blanco y dibujar unas líneas sobre el queque. Mientras está aún caliente el chocolate, añadir unas pasas troceadas que quedarán adheridas a aquél.

    Pues anda... ¡A desayunar! O si te viene mejor... ¡A merendar!  

    0 0

    Seguimos con las legumbres... Me gusta empezar la semana con un delicioso y sencillo plato de garbanzos que, además, está cargado de propiedades alimenticias. ¿Y tú...? ¿Quieres comenzar la semana a tope? 
    Hay quien se empeña en que las lentejas han de ser siempre guisadas con chorizo o los garbanzos sólo en el cocido. Pues ya te digo que no; que las legumbres son muy versátiles, pero hay que estar dispuestos a mirar más allá de lo habitual. Y te digo otra cosa: las legumbres con productos del mar saben a gloria bendita. Unas judías con almejas son un manjar de dioses. Unas pochas con bacalao. Unos garbanzos con langostinos... ¿Te gustan estas combinaciones? ¿Las sueles hacer en casa? Cuéntame si tienes algún plato de este tipo que te guste especialmente, porque tengo curiosidad y ganas de variar mis opciones.
    Últimamente estoy "abusando" de los cítricos en mis platos. Me encanta el toque de la lima o un aroma a limón, porque dan frescura y me da la impresión de que los platos se vuelven menos pesados. No quiero que sepan a limón, sino que se aprecie el toque o el aroma fresco que éste aporta. Y el chile rojo le da el puntito canalla... 


    Garbanzos salteados con langostinos y trigueros 

    INGREDIENTES:
    • 300 g de garbanzos cocidos
    • 8-10 langostinos crudos pelados
    • 5-6 espárragos trigueros
    • 7-8 hebras de azafrán
    • el zumo de 1 lima y la ralladura de una ½
    • 1 chile rojo
    • 4 dientes de ajo pelados
    • sal marina gruesa
    • pimienta negra recién molida
    • aceite de oliva virgen extra

    ELABORACIÓN:

    1º) Saltear los langostinos en una sartén a fuego vivo y con un poco de aceite. Retirar los langostinos salteados y reservarlos.

    2º) En la misma sartén, verter un poco más de aceite y añadir el ajo finamente picado y el chile cortado en ruedecitas.

    3º) Incorporar los espárragos trigueros cortados en trozos de 2 cm y las hebras de azafrán. Rehogar un par de minutos y verter el zumo de lima. Seguidamente incorporar los garbanzos cocidos. Saltear un par de minutos, añadir los langostinos, la ralladura de la lima y salpimentar. Mezclar bien y servir.
    ¡A disfrutar de esta semana! 

    0 0
  • 10/14/14--12:00: Pan blanco (para bocadillo)
  • ¿A quién no le gusta un buen panecillo blanco, con su miguita tierna y clara y su corteza doradita, fina y crujiente?Todos pensamos en estos bollitos de pan rellenos del queso más gustoso de nuestras zonas geográficas, de un delicioso jamón, de tortilla de papas o de una estupenda sobrasada y babeamos.¿Vas a decirme que a ti no te sucede? ¿De verdad...?
    Personalmente soy fan del pan más oscuro, integral, con cereales, frutos secos o todo lo que se tercie o la imaginación permita. Sin embargo, pienso en un panecillo de éstos e inmediatamente viene a mi mente la duda de con qué rellenarlo. Incluso pienso en mis meriendas de niña, aquéllas en las que mi madre me preparaba una rebanada de este pan tostado con aceite y azúcar, con mantequilla o con aceite, ajo y sal. Alguna que otra vez era un pedazo de pan con unas onzas de chocolate (duro hasta decir basta...) o con queso y conserva de guayaba. Eran bocados sencillos y sin pretensiones; lo que había en casa y se podía comprar, pero... ¿Quién no los recuerda sin que le salga una lagrimita de pura emoción y nostalgia? Ahora tenemos mucho más y nada nos hace tan felices como esa remembranzas de los sentidos.
    Para que un bollo de pan blanco se pueda rellenar adecuadamente y nos lleve al éxtasis desde el primer bocado debe cumplir una serie de requisitos, porque nadie quiere comer un bocadillo con un relleno delicioso y dejarse los dientes hincados en la corteza. No me digas que en alguna ocasión no has comido un bocata en el que has tenido que morder con los dientes de los lados porque temías dejarte las paletas incrustadas y tener que salir corriendo al dentista. ¿Te ríes...? Tampoco queremos que la miga sea excesivamente consistente y nos resulte muy pesado de comer, pues resulta mucho más ligero si la molla es blandita. Vamos, coger el panecillo, apretarlo y que todo su volumen ceda fácilmente al contacto y, al soltarlo, vuelva a su forma original. ¿A que te haces la idea de lo que digo?Pues mira esta miguita tan vaporosa...
    Un buen pan blanco para rellenar debe...

    ser rechoncho,
    tener una corteza extra fina y crujiente,
    lucir un buen greñado
    y contener una miga tierna, esponjosa y de fino alveolado.

    Seguro que estás de acuerdo conmigo y ya estás poniendo tu imaginación a buscar el relleno perfecto para este bollito de pan. Yo puedo decirte que lo probé para merendar, relleno con queso y conserva de ciruelas
    Y ahora voy a explicarte cómo hice yo este pan, pero, primero he de decirte que, antes de que me salieran así, como ves en estas fotos, me salieron muchos panes mediocres en su forma, textura y/o sabor. Sí, si... Esto es así. No te asustes y experimenta. El pan será comestible, así que, aunque lo veas feo, no se te ocurra tirarlo a la basura, porque eso sí que es un pecado y una obscenidad teniendo en cuenta los tiempos que corren. Te lo comes, aunque no esté perfecto y pondrás la experiencia al servicio de mejorar tus artes panarras. No queda otra. Prueba y fallo. Prueba y fallo... Así se mejora.

    Las recetas que he ido utilizando hasta dar con la propia son desde la de "pan para bocadillo en sistema directo" o los "panecillos de pan blanco con poolish de yogurt", ambos del libro "Pan" de Xabier Barriga hasta el "pan de Dan" del libro "Pan casero" de Ibán Yarza. En ocasiones anteriores les he comentado que a mí no me sirven las medidas que estos estupendos panaderos incorporan en sus procesos, pues, generalmente, la proporción de agua siempre es excesiva y me resultan sopas de harina, imposibles de solidificar por más que las amase o incluso las deje reposar. Las medidas no me sirven. Supongo que tiene que ver con el hecho de que vivo en una ínsula y aquí, en medio del Atlántico, hay un porcentaje muy alto de humedad ambiental que pudiera estar influyendo. 
    Sea como fuere, con el sistema prueba-fallo, he terminado encontrando mi propia receta. ¿Qué quiero decir con esto...? Pues digo que puedes usar mi receta, pero, según el lugar que vivas, tendrás que variar las proporciones hasta dar con la que te sirve a ti y a tus circunstancias. Siempre es mejor que añadas el agua justita de modo que puedas ir incrementándola hasta hallar la medida adecuada al pan que quieres hacer. No obstante, si te has pasado de agua, deberás añadir más harina y, en algunos caso, más levadura, masa madre, etc.

    Voy a intentar ser lo más exacta posible, pero, ya sabes... En panadería estarás a expensas de tus circunstancias climatológicas, aunque también de la harina que uses, claro está. Si tienes dudas, me escribes y entre las dos vemos cualquier duda que te surja.
    Pan blanco
    (para hacer bocadillo)

    INGREDIENTES:

    • 450 g de harina panificable
    • 150 g de masa madre natural (textura yogurt griego algo más espesito)
    • 300 ml de agua (del grifo reposada)
    • 1,5 g de levadura seca
    • 1 cucharada rasa de sal marina
    • un pellizco de azúcar panela (de caña integral)

    ELABORACIÓN:

    1º) Mezclar 2 cucharadas de agua con la levadura seca y dejar actuar unos 10 minutos.

    2º) Mezclar 2 cucharadas de agua con la sal y el azúcar y reservar.

    3º) Mezclar la masa madre con la harina y con el resto del agua y mezclar completamente hasta que la masa se separe de las paredes del bol de amasado, pero continúe estando un poco pegajosa al tacto. En este punto, yo retiro un trozo de unos 80g, hago una bola y la meto en un bote de cristal, para continuar así mi masa madre natural.

    4º) Añadir el agua con la levadura seca completamente disuelta y amasar unos minutos más.

    5º) Incorporar el agua con la sal y el azúcar y amasar hasta integrar. En este momento, nuestra masa estará un poco elástica y algo húmeda. Haremos una bola con ella, la taparemos y la dejaremos reposar 10 minutos.

    6º) Amasado. A mí me funciona bastante bien la siguiente técnica que Ibán Yarza define en su libro "Pan casero" como amasado para masas secas o de baja hidratación. Con las manos algo enharinadas, doblaremos y estiraremos sin añadir más harina a la superficie de trabajo, para lo que deberemos realizar movimientos rápidos y ágiles en esos plegados. Cada vez que estiremos desde nosotros hacia alante, doblaremos hacia nosotros y, con los dedos, presionaremos los bordes de la parte plegada contra la que queda en la mesa; luego, la giraremos 90º y con la almohadilla de la palma de la mano empujaremos adelante, con los dedos levantaremos el extremo y lo atraeremos hacia nosotros, plegándolo y presionándolo contra la masa que queda en la superficie de trabajo. Así haremos entre 7 y 10 veces, seguido sde un períoso de reposo de unos 10 minutos, en los que la masa, en forma de bola, quedará tapada para que no se seque la superficie. Con 4 series como la anteriormente descrita, nuestra masa estará suave y tersa, elástica y muy blandita al tacto, pero, si dejamos los dedos sobre ella unos segundos, deberemos notar cierta viscosidad. 

    7º) Dar tensión a la masa y leudado. Haremos una bola remetiendo hacia abajo y apretando suavemente esos extremos para crear tensión; la rotaremos sobre la superficie de trabajo (sin harina para evitar que se introduzca en los pliegues y rompa la tensión que hemos logrando remetiendo) con el lateral de la palma de la mano, la cogeremos y la colocaremos dentro de un banneton sobre el que habremos dispuesto un paño de algodón o lino enharinado. Cuidaremos de que nos quede la parte remetida de la masa hacia arriba. Es importante que controlemos siempre dónde está esa parte de nuestra masa. Dejaremos reposar unos 90 minutos o hasta que veamos que la masa ha aumentado su volumen y, al presionar ligeramente con un dedo, ésta vuelve a su forma en unos segundos.

    8º) Volcar la masa leudada sobre la superficie de trabajo y dividir la masa en 4 trozos iguales.

    9º) Formado de los panes. Coger una porción, redondearla con la mano, remetiendo suavemente hacia abajo para crear tensión. Colocar las almohadillas de las palmas de las manos en los laterales de la masa, aplastarla un poco con delicadeza y rodar la masa sobre la mesa, incidiendo con fuerza en esos extremos, de modo que la parte central quede abultada y los laterales queden más puntiagudos. Colocar las porciones de masa formadas sobre la bandeja del horno (yo uso unas láminas antiadherentes y reutilizables, que se lavan tras cada uso y son de la marca Ibili). Tapar con el paño de algodón y dejar levar unos 30 minutos o hasta que veamos que han crecido de tamaño. ¡No dejemos que la masa se baje! Si se baja, no terminará de crecer en el horno, ni saldrá ese greñado que tanto nos gusta.

    10º) Corte. Espolvorear un poco de harina sobre cada pan, hacer un corte rápido, de 1 cm de profundidad, longitudinal y oblicuo a cada uno.

    11º) Meter rápidamente en el horno, precalentado a 240ºC, calor arriba y abajo sin aire, pulverizar agua para crear vapor y dejar cocer unos 22 minutos. Durante los primeros 7-8 minutos, pulverizar agua al menos 3 veces. A los 15 minutos, bajar la temperatura del horno a 200ºC y continuar la cocción. Si vemos que nuestro pan está bien cocido (tono doradito, greña preciosa, bien levado y, al golpearlo por la parte de abajo suena a hueco), apagaremos el horno, entreabriremos su puerta y dejaremos dentro nuestros panes al menos 20 minutos más. De esta manera nos aseguramos una corteza crujiente al evitar un contraste térmico y que no se genere humedad que lo ablande, cosa que no queremos.

    12º) Sacar del horno y disponer sobre una rejilla que terminen de enfriarse.
    ¿Qué te han parecido estos bollos de pan blanco? ¿Te han gustado? ¿Te animas a hacerlos? Vale, tienen su dificultad, como casi cualquier pan, pero no son muy complicados de hacer y el resultado salta a la vista... 

older | 1 | .... | 4 | 5 | (Page 6) | 7 | newer