Are you the publisher? Claim or contact us about this channel


Embed this content in your HTML

Search

Report adult content:

click to rate:

Account: (login)

More Channels


Channel Catalog


Channel Description:

Por Laube

(Page 1) | 2 | 3 | .... | 7 | newer

    0 0
  • 12/09/12--12:22: Croquetas de salmón
  • ¿Recuerdan esta receta? Pues parte de esos tacos de salmón adobados con cítricos sirvieron para hacer estas deliciosas croquetas. Como ven, una receta hecha con restos de una comida anterior.
    ¿Hay alguien a quien no le gusten las croquetas? Puede que les gusten de un sabor más que de otro, pero, generalmente a tod@s nos encantan las croquetas. Yo tengo que reconocer que me gustan muchísimo las que son "caseras", pero no las hago a menudo porque me confieso un poco vaga para hacer un montón de croquetitas. Por eso y porque tengo la fortuna de tener una tía que me entiende a las mil maravillas y prefiere regalarme para mi cumpleaños (o en otras ocasiones) un tupper enorme lleno de maravillosas croquetas y evitarme el martirio a mí. Mercedes, mi tía, hace las mejores croquetas del mundo mundial. Las de espinacas son sin duda mis preferidas. Es un empezar y no acabar. ¡Qué ricas!

    Ustedes dirán que soy rarita, pero mis croquetas predilectas son las que están hechas con restos de alguna comida anterior, dígase de la carne del puchero, de restos de verduras y, como no, las de pescado que se encuentran en el primer puesto del podio. ¡Me chiflan!
    INGREDIENTES (para unos 35-38 croquetas):
    - 250 g de tacos de salmón adobados desmigados
    - 750 ml de leche desnatada
    - 3 cucharadas soperas de harina de trigo
    - 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    - 1 cebolla mediana picada
    - 3 dientes de ajo finamente picados
    - sal marina gruesa
    - nuez moscada
    - pimienta negra molida
    - perejil picado (al gusto)
    - 1 huevo batido
    - pan rallado (1 vaso más o menos)
    - semillas de amapola (3 cucharadas colmadas)


    ELABORACIÓN:
    1º) Poner a calentar el aceite y añadir el ajo; cuando empiece a bailar en la sartén, incorporar la cebolla picada; bajar el calor del fuego, añadir la sal y tapar hasta que esté bien pochadita. 
    2º) Añadir la harina y rehogar bien hasta que la harina se haya dorado bastante. Incorporar el salmón desmigado y seguir removiendo unos segundos.
    3º) Verter la leche fría y remover bien y continuo. El calor del fuego debe ser medio para que cocine pero no queme el fondo. Espolvorear la pimienta y la nuez moscada al gusto. Debemos lograr una pasta espesa y consistente, sin grumos de harina, pero sí con tropezones de cebolla y salmón. Apagar el fuego, espolvorear el perejil picado, mezclar un poco y reservar hasta que se enfríe por completo. Lo ideal es preparar la bechamel o pasta de las croquetas un día antes.
    4º) Cuando la pasta esté completamente fría y haya espesado hasta poder manejarla bien para hacer las croquetas, empezaremos a hacer las bolitas. Yo utilicé un sacabolas para helado y así me salieron todas bastante parejas de tamaño. Cuando tengamos todas las bolas de masa, con una mano las pasaremos por el huevo batido y, con la otra mano, las pasaremos, rebozándolas, por la mezcla del pan rallado con las semillas de amapola.
    5º) Freír las croquetas en abundante aceite caliente y en tandas pequeñas para que no se enfríe el aceite y se nos engrasen demasiado las croquetas. 
    6º) Secarlas con papel de cocina y servir.
    Fíjense qué cremosas y jugosas han quedado por dentro, con el toque crujiente que aportan las semillas de amapola por fuera. Si les gustan las croquetas de pescado, éstas no deben faltar en su recetario, pues son terriblemente sabrosas. Ricas, no... ¡Riquísimas!

    0 0

    Se acercan las fiestas navideñas y lo hacen a uña de caballo, como decía un profesor que tuve en la Facultad de Derecho en Santiago de Compostela. Me hacía mucha gracia esa expresión y, cuando la empleaba ese profesor impecablemente vestido, que incluía pañuelo de lunares en el bolsillo de su chaqueta, perdía el hilo de la clase por completo. En aquel entonces, muchas cosas me hacían perder la concentración, la verdad, y me sigue pasando en la actualidad, a mis cuarenta años... 
    Vuelvo a mostrarles más posibilidades de las setas, porque no todo va a ser revueltos o setas a la plancha con ajo y perejil. Además, aunque se acerca la Navidad y las comilonas que a ésta acompañan, seguimos comiendo de diario... ¿O no? Próximamente les iré mostrando alguna que otra receta más propia de estas fechas, pero, por ahora, les dejo con un delicioso plato de pasta con gambones y cantarellas, bañado con un alegre curry que nos subirá un poquito los colores. No teman al picantillo del curry y la guindilla, que les ayudará a vencer al frío de esta época del año. Una receta sencilla de elaborar, sabrosa y distinta. Muy divertida y relativamente ligera. Anímense que no les defraudará.
    INGREDIENTES:
    - 250 g de amorelli o cualquier pasta tipo macarrón, tiburón, espirales...
    - 250 g de cantarellas o rebozuelos
    - 8 gambones crudos pelados
    - 4 dientes de ajo laminados
    - 1 guindilla despepitada y cortada en ruedecitas
    - 1 cucharadita de pasta de curry panang
    - aceite de oliva virgen extra
    - sal marina gruesa
    - unas ramitas de cebollino

    ELABORACIÓN:
    1º) Saltear a fuego fuerte las setas en 1 cucharada de aceite y cuando hayan eliminado el agua que sueltan, apagar y reservar.
    2º) Dorar los ajitos y la guindilla en 3 cucharadas de aceite. Añadir la cucharada de pasta de curry panang y remover hasta que se deshaga la pasta y empiece a llegarnos un aroma a especias que hace que pique un poco la nariz. Incorporar los gambones con un poco de sal y saltear 2 minutos. Incorporar las setas a la sartén. Reservar.
    3º) Cocer la pasta en abundante agua salada y dejarla un poco al dente. Escurrirla y añadirla a la sartén con las setas y los gambones. Mezclar bien y dejar tapada la sartén unos minutillos, para que se integren bien los sabores.
    4º) A la hora de servir en los platos, añadir un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra y decorar con unas ramitas de cebollino. 
    Un plato sano y de rechupete... 

    P.D.: Próximamente organizaré, entre todos mis lectores, el sorteo de un lote de productos de una conocidísima marca de quesos y lácteos. ¡Permanece atent@!

    0 0

    Que en casa nos gusta una sopa más que una piruleta de caramelo a un niño que sale del colegio es una verdad enorme. Somos soperos, que no rumberos... Adoramos los calditos en cualquier época del año, pero, ¿quién puede resistirse a una buena sopa cuando hace frío y apetece calentarse por dentro y por fuera? Una mantita que nos arrope y un buen tazón de un humeante líquido sabroso y aromático... ¿Alguien puede pedir más? Pues sí: ¡que la sopa sea de setas!
    Esta sopa es fresca de sabor y muy aromática. Calentita y bien presentada es un magnífico primer plato en las comidas navideñas o, si son como yo, la tomarán encantad@s los días después de las comilonas de Navidad y Año Nuevo. En mi casa, jamás falta un buen plato de sopa el día veinticinco de diciembre o el uno de enero.¡Nunca! Es lo que más nos apetece y lo que más agradece nuestro estómago.

    Un caldito sienta maravillosamente al cuerpo después de una comida copiosa y, sobre todo, rica en grasas. Como decimos en Canarias, hace que "se asiente el estómago". Todo vuelve a colocarse en su sitio después de tomarse un tazoncito de esta delicia. En este caso, les traigo una sopa de verduras y cantarellas aromatizada con cúrcuma y albahaca. Ya les digo que les va a encantar.


    Espero que esta sopa de cantarellas a la italiana te sea útil y te ayude a disfrutar de estas fiestas.


    0 0

    Parece domingo por la tarde y no es más que un simple martes; eso sí, martes veinticinco de diciembre: es Navidad. Para quienes son creyentes, es un día de celebración religiosa, lleno de buenos propósitos y despliegues de fe y buenos sentimientos. Para quienes no lo somos, es un día festivo, en el que nos dejamos imbuir de la magia del comienzo del invierno. ¿Les gusta el invierno? A mí me fascina esta estación del año. El cielo tiene un color intensamente azul, el aire fresco nos activa el cuerpo y hasta el más tímido rayito del sol nos hace sentir una felicidad inmensa.
    Hoy, sin más, el día ha amanecido despejado, pero los alisios amenazan con nubes traidas del norte, lo que probablemente se traducirá en lluvias en los próximos días. Mientras tanto, disfrutamos de un precioso y fresco día en el que me ha despertado el tintineo de los cascabeles de las ovejas que pacían despreocupadas justo debajo del balcón de mi casa. ¿No les parece un maravilloso y curiosísimo despertar, viviendo a 13 km de Las Palmas de Gran Canaria? En el rebaño había cinco preciosos corderitos y tengo la sensación de que se han librado de las navidades. Por suerte, llegarán alegres y saltarines al verano. Al menos eso espero.

    Una comida agradable, a base de restos existentes en la nevera, un buen vino, unas mandarinas y, como no, buena compañía. Luego, el sopor se apoderó de mí y el sofá me adoptó como al hijo pródigo. Mi amiga, la manta de cuadros verde y blanca, se encargó de mantenerme calentita y el nuevo T.V. me guiñaba un ojo mientras reponían una de las pelis de romanos que más me gustan: Gladiator. ¡Lloro como una magdalena! Y la habré visto unas ocho o diez veces... En fin... Mejor les cuento cómo se hace esta deliciosa pastela; ¿les parece?
    PYREX me ha proporcionado esta estupenda fuente de cristal que tiene su tapa, aunque en esta ocasión no la vean. Se trata de un recipiente 4in1 plus de PYREX. Se puede usar en el horno, microondas, congelador y para transportar comida o líquidos sin temor a derrames. El material es fantástico y el tamaño, estupendo para el día a día o para usar en estas fiestas navideñas. Presentas y, si sobra algo, le pones su tapa y guardas en la nevera.
    Este plato es sencillísimo de preparar y puedes usar cualquier resto que tengas en la nevera. Creo que, en este caso, el pollo y las espinacas casan muy bien con el delicioso y aromático mango y con la dulzura de las pasas. El toque salado lo aporta, sobre todo, el queso emmental gratinado que se funde con el resto de los ingredientes. Llegados a este punto, supongo que ya sabrán que la pastela es un plato árabe de hojaldre hecho con pasta filo y relleno normalmente de carne, cebolla y otras verduras; pero ya saben la máxima de mi cocina: ¡imaginación y aprovechamiento al poder!

    Les dejo con mi particular felicitación navideña.
    Por cierto, miren qué me ha dejado Santa Claus... Se trata de un altavoz bluetooth que sirve para usar con el móvil, la tableta, el portátil y no les miento si les digo que tiene un sonido estupendo para lo pequeñito que es (cabe en la palma de la mano). Trae su bolsita y el cable usb para cargarlo. Se trata de un regalo por cortesía de una estupenda tienda on line de accesorios para Ipad mini, móviles, tabletas, etc. Seguro que algún detalle de este tipo hacemos a algún familiar, amigo... 




    0 0

    ¿Quieres ganar este estupendo lote de productos de la prestigiosa marca Président?¡Participa!

    Sólo tienes que dejar un comentario en este post hasta las 12:00 horas del día 31 de diciembre, indicándome si sueles emplear queso en tus platos salados o dulces o, si por el contrario, el queso no forma parte de tu cocina habitual.

    Si resultas la persona ganadora del sorteo, Président te enviará este lote de productos junto con un delantal negro precioso (que me olvidé de sacar en la foto...). La nevera es chulísima y tiene dos compartimentos.

    El mismo día 31 de diciembre, la persona ganadora tendrá que facilitarme sus datos personales antes de las 15:00 horas. Si no lo hiciera, volveré a sortear para adjudicar el lote a otra persona. ¡¡¡Permanece pendiente!!!

    ¿A qué esperas...? ¡¡¡¡Date prisa!!!!







    0 0

    ¡¡¡¡Muchas felicidades, Beatriz...!!!! Contacta conmigo ahorita mismo, por favor. 

    0 0
  • 12/31/12--16:01: ¡Feliz 2.013!
  • Cumbres de Gran Canaria al atardecer, a casi 2.000 metros de altitud
    Esperanza.
    ¡Adios 2.012! ¡Bienvenido 2.013! Despedimos al año que se va y damos la bienvenida al que entra, esperando que sea mejor. Fácil es que esto suceda, porque ser peor que el 2.012 será harto difícil. En cualquier caso, la esperanza jamás se destierra; es de lo que nos alimentamos los seres humanos.  

    Paciencia.
    El año 2.012 ha sido un año extraño, al menos para mí. Económicamente hemos estado estrechos, como una gran mayoría de los españoles, pero, hemos conseguido sobrevivir y llegar a diciembre, vislumbrando la luz al final del túnel: el final de nuestra hipoteca. Pocas noticias han sido tan sumamente celebradas como ésta. Puedo asegurarles que, aún, se nos hace raro pensar que el mes de enero no tendremos que pagar la cuota que llevamos pagando durante los últimos doce años. Espero que tod@s ustedes puedan celebrar el fin de sus respectivas hipotecas en un futuro más o menos próximo.

    Solidaridad.
    La realidad está siendo muy dura para nuestra sociedad. Hay personas que lo están pasando muy mal. La situación económica golpea a muchas familias que a duras penas consiguen llegar a final de mes. O simplemente no llegan. Recibos impagados. Mesas semivacías. Caras ensombrecidas. Esto sucede muy cerca de cada un@ de nosotr@s. Quizás en la puerta de al lado. Cerremos los ojos unos instantes y deseemos profunda y sinceramente que esas personas puedan salir del agujero en el que han caído. 

    Insumisión.
    Nuestros gobernantes se empeñan en continuar por la senda del recorte, a pesar de que la experiencia y el día a día demuestra que es equivocada, porque nos sigue hundiendo en la miseria. Volvemos al siglo XIX, pero con tecnología... Por ahora. Quizás en algún momento esos mismos gobernantes decidan quitarnos la tecnología para que no podamos comunicarnos y protestar. Ya saben... La información es poder y, mientras menos sepamos, más controladitos nos tienen. 

    Amistad.
    Pensé que ya no era posible hacer nuevas amistades; de esas buenas que pensamos que sólo se ganan cuando se es niña o joven. Pues no... A mis cuarenta años he hecho nuevas amistades y me siento muy feliz por ello. No hablo de conocidos o de gente con la que compartimos momentos. Hablo de AMIGOS. Ya sé que es un dicho manido, pero, quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Un amigo de verdad nos ayuda a afrontar situaciones difíciles, porque cuatro ojos siempre, siempre, ven más que dos. Para el año 2.013, pongámonos un reto: querer más a nuestros amigos, mimarlos y cuidarlos.

    Pérdidas.
    Much@s de ustedes saben que en octubre perdí a mi abuela... Y ayer hubiésemos celebrado su nonagésimo primer cumpleaños. Se me hace triste que no esté presente. Miro hacia el sitio donde le gustaba sentarse cuando estábamos todos reunidos, pero no está. 

    Familia.
    Siempre digo que la familia es como un paquete que te toca en una tómbola. No se puede elegir. Sin embargo, como regla general siempre la tienes cuando la necesitas. Y la necesitamos mucho. Y nos necesita igualmente. Tengo la enorme fortuna de tener una familia que me quiere, me apoya y me ha ayudado hasta el infinito y más allá. Soy lo que soy por mi familia; por mi padre y mi madre que me han dado lo indecible, todo lo que pudieron y más. 

    Amor.
    Supongo que no tengo que decirles cómo se llama el amor de mi vida... ¿O sí...? Marc se llama ese menorquín zalamero que me hace reír a cada momento, que me quiere, que me ayuda, que me escucha, que aguanta mis nubarrones y que hace mis días más felices y luminosos. ¡Qué suerte tan grande tuve de encontrarte!

    Trabajo.
    Acabamos el año rozando los seis millones de desempleados y es casi seguro que alcanzaremos esa cifra durante el 2.013. España no genera empleo; mejor dicho, nuestros gobernantes no hacen todo lo que deberían para que haya trabajo para todos. Nuestros jóvenes tienen que irse y nuestros cerebros emigran y son bien recibidos fuera de nuestro territorio... No les marearé con lo que ya saben. Ojalá que el año 2.013 sea un año fértil laboralmente hablando; que les abra nuevas oportunidades para poder encontrar un empleo digno por el que le paguen un salario decente. Sean imaginativos y no se cierren a nichos de mercado distintos a los usuales. El trabajo no define lo que somos... Lo hacemos nosotr@s mism@s. 

    Especial agradecimiento a mis lectores.
    Ha sido un muy buen año para el blog. Aparte de los números, que para mí son impresionantes, estoy muy agradecida a aquellas personas que me leen regularmente, que me mandan emails preguntándome dudas, recetas, ideas... Me encanta que me digan que hacen mis recetas y que tal o cual plato gustó mucho en su casa. Agradezco muy especialmente la mano tendida de muchas personas, bloguer@s generalmente, y la amistad que me han brindado. Tod@s ustedes me han ayudado a mejorar y a esforzarme para conseguir llegar más fácilmente a la mayoría. ¡Sano y de rechupete seguirá otro año más! ¡¡¡Muchas gracias!!!
    Narcisos brotados en diciembre 2012


    0 0
  • 01/02/13--09:41: Polvorones de naranja
  • La primera receta del año 2.013 va a ser una típicamente navideña, aunque sea un poco tarde...
    No tenía intención de ponerme a hacer polvorones ni mantecados, pero la envidia es muy mala y la autoexigencia, peor. Y nos habíamos quedado sin polvorones en casa, por lo que, el otro día, como si no tuviese cosas que hacer, me creé una tarea extra. Sí, sí... Como leen. Me dije: "¿Y qué pasa...que no tengo intención de aceptar el reto de hacer polvorones y saber si soy capaz?" Dicho y hecho. Me fui al libro de Repostería de los conventos (Susaeta Ediciones) y se me fueron los ojos a unos polvorones sevillanos con una pinta bárbara; de ésos que hacen que una clame al cielo, aunque no sea creyente. Pero... Siempre hay un "pero". Unos días antes me había venido a casa cargadita de naranjas de la finca de mis padres y la cocina olía a cítricos que daba gusto. ¡Me encanta ese aroma! ¿Por qué no iba a añadirles naranja? Pues manos a la obra con los polvorones de naranja. 
    INGREDIENTES (45 polvorones):
    - 750 g de harina de trigo 
    - 375 g de manteca de cerdo (buena, por favor...)
    - 150 g de azúcar
    - 130 ml de anís (el de la botellita rugosa, no digo marca)
    - 100 ml de zumo de naranja
    - la ralladura de una naranja mediana
    - 1 cucharada sopera (rasa) de canela en polvo

    ELABORACIÓN :
    1º) Echar la harina en dos fuentes de hornear grandes y tostarla en el horno, a 180ºC y con aire, hasta que tome un bonito color dorado. Yo la tuve unos 30 minutos, removiéndola cada 5-7 minutos. Dejarla enfriar un poco.
    2º) Batir la manteca con el azúcar hasta que parezca merengue. Incorporar la canela, el anís, la ralladura y el zumo de naranja. Volver a batir hasta que quede un pasta homogénea.
    3º) Añadir la harina de 3 veces, removiendo con una cuchara de palo, al principio, luego con las manos, hasta amalgamar completamente la masa. Dejarla reposar unos 30 minutos, tapada para que no se reseque.
    4º) Extender la masa sobre papel de hornear, o una lámina de film, que habremos colocado sobre la encimera de la cocina. Cubrir con otra lámina de papel de hornear y extender con el rodillo o dando golpes con las manos, estirando la masa hasta que quede con 1 cm de grosor. Retirar la lámina de papel de encima y cortar la masa con un cortapastas, disponiendo los circulitos sobre 2 bandejas de horno cubiertas por papel de hornear (reutilizar los que usamos para estirar la masa, si están en buen estado).
    5º) Hornear unos 15-16 minutos a 180ºC. Los primeros 5 minutos, sin aire; luego, podemos ponerlo, para dorarlos un poquito. Cambiar la posición de las bandejas al paso de la mitad del tiempo. 
    6º) Sacarlos del horno y dejarlos enfriar sobre la bandeja. 
    7º) Cuando estén completamente fríos, envolverlos en papel de seda o en celofán, según nos guste.
    Estos polvorones no se deshacen fácilmente entre los dedos, supongo que por la proporción de manteca y por la harina tostada. Están crujientes, pero muy tiernos. Creo que la textura se aproxima bastante a la del mantecado y el aroma es realmente agradable por la mezcla entre el anís, la canela y el zumo de naranja. Además, la ralladura de naranja le dio personalidad. No imaginaba yo que iban a quedar tan ricos. El próximo año no voy a comprar un solo polvorón y los haré más variaditos, pero, para ser la primera vez estoy realmente satisfecha. ¡Y han sido muy fáciles de hacer!

    ¿Qué...? ¿Se animarán ustedes a hacerlos?

    0 0

    Por tercer año consecutivo, vuelvo a ayudarme de la misma receta para realizar el famoso y típico Roscón de Reyes. Miren que yo soy bastante inquieta en cuanto a recetas y me gusta variarlas de pies a cabeza, pero, en este caso, la hallé hace tres años y, salvo pequeñas variaciones, me gusta ajustarme a ella. Sale un roscón perfecto para los gustos de mi familia, doraditoesponjoso, sabroso y con aroma a cítricos. En lo único que he variado es en el relleno, pues, en esta ocasión he decidido que uno de los rellenos sea dulce de batata (comprado por falta de tiempo y gandulitis aguda).
    Además, como ven, he hecho roscones varios... Dos roscones grandes, uno de dulce de batata y otro de cabello de ángel (ver mi receta de cabello habitual) y dos pequeñines, tamaño individual, que hice por adelantado, para agasajar a mi modelo particular. ¿Cuál prefieren?
     
    Como la receta del roscón de reyes es la misma que la del año pasado y del anterior, me parece poco práctico volverla a copiar, por lo que les pongo el enlace y la consultan. 

    Les deseo que pasen una estupenda Noche de Reyes y que la disfruten con esas personas que quieren y que les quieren. Y, mañana, aprovechen y coman un cachito de ese roscón que tan amorosamente han estado preparando y que, sin duda, les sabrá a gloria bendita.


    0 0

    La desazón ha terminado y la rutina nos lía la manta a la cabeza. Se agradece volver a la tranquilidad, al cole, a la oficina... No nos gustan los atascos, el enfriamiento de las emociones, la aceleración de nuestra vida diaria. Pero, si en determinados instantes pudiésemos parar el reloj... 
    Atardece en la finca de mis padres, en las medianías de la isla de Gran Canaria. Cesto de fruta bajo un naranjo.
    Busquemos un rincón que nos guste, que nos permita intimidad; cerraremos los ojos y dejaremos que nuestra mente vague libremente... Sin sujeciones. Ese ratito nos sabrá a gloria. Nos insuflará energía y buenas vibraciones. Nos cargará las pilas. Respiremos profundamente y sintamos lo que nos rodea. Ese instante es nuestro y no tenemos que compartirlo. 
    Mandarinas y naranjas, dulces y aromáticas. Cogerlas del árbol y comerlas. Puro placer.
    Cuando el estrés nos sacude, la naturaleza es una ayuda maravillosa para lograr esos momentos de relax y de desconexión de la rutina. Sentad@s sobre la arena o una roca, frente al inmenso océano o, si lo preferimos, bajo un naranjo, aspirando el aroma intenso de la fruta madura. Cualquier sitio nos vale para conectar con nosotr@s mism@s. Sólo tenemos que estar receptiv@s.
    En invierno también florecen las plantas. Euphorbia milii (espina de Cristo), narcisos y rosa. Bellezas de la naturaleza.
    Este blog es, a menudo, uno de esos rincones para mí... En el que desconecto de mi rutina habitual y dejo pulular mi imaginación. En él mezclo muchas cosas que me gustan y me satisfacen: escribir, cocinar, fotografiar, la naturaleza, la tierra... Y, a veces, tengo la fortuna de poder hacer todas esas actividades casi a la vez. 
    Mandarinas, naranjas, aguacates, albahaca y tomillo. Un cesto lleno de aromas. 
    ¡Sano y de rechupete! seguirá activo este año 2.013. Quizás unas semanas más que otras, pero el trabajo y mis otras ocupaciones también requieren de mi presencia y dedicación. Sé que sabrán disculparme. Intentaré traerles más recetas que puedan ayudarles en sus menús diarios; que puedan ser preparadas en sus casas sin complicación o, en algunos casos, con un poco más de elaboración. Sin embargo, espero poder obsequiarles con mucha comida natural. De la que en casa nos gusta y de la que más agradecen nuestros cuerpos y mentes. Espero y deseo que esos productos que nos regala la madre naturaleza sean los protagonistas de los platos que les brindaré durante este año. Naturalmente... ¡Sano y de rechupete!

    ¡Les espero! 

    0 0
  • 01/09/13--06:07: PICNIC BLOGUERO ENERO 2013
  • Empezamos el año con una reunión gastronómica muy informal: un picnic en el área recreativa de San José del Álamo (Gran Canaria). Están invitadas todas las personas que tienen un blog de cocina o simplemente aficionados a la gastronomía y que nos siguen desde sus casas, sus ordenadores, ipads, smartphones, etc.Puedes venir con tu familia o algún amigo, pero lo importante es que vengas a conocernos, para divertirnos, compartir experiencias culinarias, anécdotas blogueriles... ¡Queremos pasar un buen día de sábado al aire libre! 

    Quienes viven en Gran Canaria, seguramente conocerán el área recreativa de San José del Álamo, entre el municipio de Las Palmas de Gran Canaria y el de Teror. El acceso en coche o en guagua es muy sencillo, dispone de aparcamiento, servicios, fuentes, mesas y barbacoas y del espacio suficiente para una jornada que se me antoja amena, entretenida e interesante. Si vienen con niños, éstos podrán campar a sus anchas.
    Estos requisitos de organización son fundamentales para que el picnic salga bien, que es lo que al fin y al cabo todos deseamos y, así, poder repetir en momentos venideros. Pretendemos coger mesas para disponer encima las delicias saladas y dulces que entre todos llevaremos y compartiremos. Porque se trata de eso: COMPARTIR CON LOS DEMÁS LO QUE CADA PERSONA LLEVE. Probaremos los manjares preparados por los demás y nos deleitaremos y chuparemos los dedos... La bebida, evidentemente, es personal, pues aquí cada persona es un mundo y hay quien sólo toma agua, quien sólo quiere una marca determinada de refresco, quien querrá tomarse una cervecita y quienes prefiramos tomarnos un vinito. Un apunte importante: NO HAREMOS BARBACOA. Todo debe ser preparado en casa y estar listo para comer. 

    Identificaremos las mesas con PICNIC BLOGUERIL de modo que nadie se pierda y encuentre rápidamente el sitio en que vamos a estar y, en la medida de lo posible, si nos da tiempo, intentaremos tener preparada una manera de identificarnos todos; como si fuera un meeting.

    ¿A que suena todo genial y les apetece asistir? Pues... ¡ya se están apuntando!

    Las personas que estamos organizando el picnic estaremos encantadas de que se vayan apuntando y confirmando la asistencia. Y, ¿quiénes somos los organizadores de este evento social e informal? 

    - Teresa, de La Cocina de Tesa
    - Yo misma, Laura, de ¡Sano y de rechupete!

    Ahhhhhh...¡que tú también quieres colaborar y ayudar en la organización! Pues no tienes más que contactar con cualquiera de nosotr@s. ¿Y cómo pueden colaborar...? Yendo antes con los organizadores a reservar mesas y a preparar la zona; llevando algún mantelito para hacer más coquetas las mesas; con ideas que se te ocurran; etc. 

    Venga... ¡apúntense! Lo pasaremos estupendamente. ¡Palabrita...!

    0 0

    Me he despertado con decenas de lucecitas bailando en las paredes de la habitación y un suave tintineo muy agradable... De fondo, escuchaba risas y gritos de la chiquillería que jugaba en un campo de fútbol de barrio que veo desde mi balcón. La temperatura, tibia y reconfortante. ¡Da gusto que el sábado se presente tan amable! No importa que las tareas de la casa esperen agazapadas en el pasillo, a la vuelta del dormitorio. Ellas saben que no me apasionan, pero tampoco se ponen gruñonas. Están ahí y esperan. ¿Cómo voy a negarme a atenderlas si hasta son educadas?
    Seguimos con las sopas, cremas y potajes ligeros...¡No protesten y cojan la cuchara! Les aseguro que les va a encantar. Es de esos platos que nos dejan bien satisfechas, con cara de felicidad y con el cuerpo calentito. ¿Tienes un plan mejor?
     Un plato muy de esta cocina...¡Sano y de rechupete!
    Con esta receta participo en el reto "Rezetas contra la cuesta de enero" de Rezetas de Carmen. Anímense que va a haber un estupendo recopilatorio que nos va ayudar a superar este mes de vacas flacas.Yo empleé los medallones de queso de cabra Président, pues me sobraron unos pocos, para hacer esta receta económica con poquísimas calorías. 


    0 0

    En casa adoramos la cocina oriental. Me gustan mucho la mayoría de sus ingredientes, especialmente la cantidad de vegetales que utilizan. Me encanta la forma de cocción con la que preparan los asiáticos sus platos y el colorido de éstos. Saltear es siempre mejor que freír o hervir, pues se pierden muchas menos propiedades de los alimentos y personalmente considero que el sabor es mucho más intenso. Por ello, hoy les traigo una propuesta deliciosa, que sé que les va a gustar, sobre todo porque es menos grasienta que la habitual que suelen servir la mayoría de los restaurantes chinos de calidad media.

    Y, ¿qué tiene de particular esta versión del típico y archiconocido cerdo agridulce? Pues que no lleva una cantidad ingente de salsa agridulce bañándolo todo, además de que, evidentemente, no lleva glutamato monosódico o GSM. No sé si saben que el causante de los dolores de cabeza o de estómago que se producen tras acudir a comer a un restaurante chino es justamento el GSM, un aditivo muy usado en la cocina oriental. Y... ¿saben algo más? Los alimentos a los que se añade GSM o E-621 (muchos snacks y otros aperitivos salados) provocan un incremento notable del apetito y que no haya sensación de saciedad. 

    Así pues, la receta que yo he utilizado es la que pueden encontrar fácilmente por internet, muy sabrosa, pero menos grasienta y, en consecuencia, menos calórica. El cerdo va rebozado en tempura, por lo que no lleva huevo, y se añade a la verdura salteada y a la salsa, justamente antes de servir, de modo que se mantenga crujiente. ¿Se animan a prepararla? Pues tomen nota...
    ¿Les apetece probar...?


    0 0

    Menudo mosqueo tengo estos días. Canal Plus España nos ha querido facturar por nuestro paquete habitual (el básico más series) y el Iplus el doble de lo que nos ofreció telefónicamente a mediados de diciembre. Llevamos casi veinte años siendo clientes de esa compañía y ahora no quieren respetar su contrato verbal telefónico y sí engañarnos. Y, además, se permiten el lujo de amenazarnos con el corte del servicio hasta que paguemos el recibo que devolvimos por disconformidad con su importe. He reclamado y ahora estamos en fase de tira y afloja, así como de ponerlo en manos de OCU, dado que somos socios desde hace una década. En cualquier caso, no pensamos ceder, procedan o no a dar de baja el servicio. En este sentido, si están pensando en contratar Canal Plus (Digital Plus), piénsenlo bien, porque mentirosillos son un rato. Es decir, no contraten con Canal Plus porque últimamente no cumplen sus propias ofertas.

    Menos mal que tenemos un delicioso pastel marroquí de almendra y naranja para endulzar mi enfado y decepción con Canal Plus España.
    A media tarde, cuando el sol se va yendo, apetece calentarse el cuerpo con unas buenas tazas de café, té o chocolate y estos pastelitos son un excelente acompañamiento. Además, son tan fáciles de hacer y están tan ricos que les aseguro que si los hacen una vez, repetirán en muchas más ocasiones. No tiene nada que ver con la textura del típico bizcocho. Por un lado, y personalmente, creo que tiene un lejano parecido con la tarta de Santiago,  debido a la almendra molida; pero la sémola le otorga un carácter muy personal, distinto a lo que en España estamos acostumbrados. Yo diría que tiene un halo muy árabe y no sólo por llamarse pastel marroquí. Por otro lado, la naranja termina de convertir este pastel en una delicia que no deberían dejar de probar. Por último, esa costra azucarada convierte a este dulce en irresistible ... ¡Qué buena!

    - 1 naranja grande
    - 120 g de mantequilla ablandada
    - 120 g de azúcar más otros 50 g para formar la costra
    - 2 huevos batidos
    - 150 g de sémola 
    - 125 g de almendras molidas
    - 1,5 cucharaditas de levadura en polvo (para hornear)

    ELABORACIÓN:

    1º) Lavar bien la naranja y rallar la piel. Reservarla.
    2º) Hacer zumo con la naranja. Reservar.
    3º) Batir la mantequilla, con el azúcar y la ralladura de naranja. Incorporar los huevos uno a uno.
    4º) Mezclar la sémola con el zumo de naranja. Dejar reposar unos 5 minutos. Incorporar la almendra molida, la levadura en polvo y la crema de mantequilla hecha anteriormente. Remover bien.
    5º) Forrar un molde con papel de hornear y verte la mezcla dentro. Alisar bien la superficie y espolvorear los 50 g de azúcar por encima.
    6º) Hornear a 180ºC unos 30 minutos o hasta que haya subido y, al introducir un palito en su centro, éste salga limpio.
    7º) Dejar entibiar en el molde, desmoldar y dejar enfriar en una rejilla. 
    8º) Cortar el pastel en cuadritos que se puedan comer con las manos.
    Es un dulce sabroso que puede ir estupendamente con un par de cucharadas de yogurt natural con miel de azahar. ¿Qué...? ¿No se te hace agua la boca?

    0 0

    Hoy les traigo la última receta con setas de esta temporada. Pensé que iba a ser una temporada recolectora más larga, pero llovió mucho en noviembre y luego las nubes portadoras de agua desaparecieron como por arte de magia. Una pena, pero así son las cosas de la naturaleza. Las setas llegaron pero no permanecieron demasiado tiempo. Y las cantharellas, que me chiflan, no han sido tan abundantes como hubiésemos querido. Eso sí, las hemos disfrutado muchísimo. Como en este delicioso risotto... Sencillo, aromático, delicioso y baratito...
    INGREDIENTES (2 personas):
    - 1 vaso de arroz redondo (o arborio si tenemos)
    - 200 ml de vino blanco seco
    - 300 ml de caldo de verduras (suave)
    - 75 g de queso curado de cabra rallado
    - 200 g de rebozuelos o cantharellas
    - 3 lonchas de salami de ternera cortado en tiritas
    - 1 cebolla pequeña finamente picada
    - 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
    - 1 ramita de orégano fresco
    - sal gruesa y pimienta negra molida 
    - 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

    ELABORACIÓN:
    1º) Saltear los rebozuelos en 1 cucharada de aceite y a fuego muy vivo. Reservar junto con el jugo que hayan podido soltar y que no se haya evaporado.
    2º) Dorar la cebolla con la cúrcuma en el resto del aceite y añadir el salami, primero, y unos segundos después, el arroz. Salpimentar. Rehogar 1 minuto. Verter el vino blanco y remover. Cuando el arroz haya absorbido casi completamente el vino, verter la mitad del caldo tibio. Remover bien y dejar que el arroz absorba todo el caldo. Verter el resto del caldo y remover. Cuando el arroz esté casi al dente y casi no quede líquido, añadir el queso rallado y los rebozuelos reservados (junto con su jugo), remover para mezclar bien, apagar el fuego y dejar tapado el caldero, para que el arroz repose 2-3 minutos.
    3º) Servir el risotto con unas hojitas de orégano por encima.

    Si te gustan los arroces muy cremosos, sabrosos en su justa medida y muy aromáticos, éste es tu plato. ¡Ni te lo pienses! Si no encuentras rebozuelos, el mundo no se acaba... Unos champiñones quedarán estupendamente.

    0 0
  • 02/03/13--04:09: Sopa oriental...y tal
  • Menudo mes de enero... Me ha faltado tiempo para todo. Me he sentido completamente falta de calma para hacer muchas cosas que quería hacer. El trabajo, la casa y poco más. Detesto esa sensación de que se me escapa el tiempo como un escurridizo pez entre las manos, pues me produce una horrorosa insatisfacción con la que a menudo no sé lidiar. Creo que necesito unas pequeñas vacaciones; un tiempo de relax y de disfrute. Para mí y para Marc. Y eso vamos a hacer... ¡Nos vamos una semanita a Menorca! 

    El paréntesis vacacional lo hago con esta deliciosa y calentita sopa oriental... y tal. Es fácil. Es baratita. Es muy rápida de hacer y está riquísima.
    No tengan miedo de algunos de los ingredientes que he puesto a esta sopa: el miso y el limoncillo. Pueden encontrarlos en todos los supermercados orientales y muchísimos herbolarios. El miso es una pasta o un polvo de soja, cereales y sal marina, que usan mucho los orientales como saborizador de sus platos. En algunos casos llevan glutamato monosósico, así que ténganlo presente. Si pueden evitar ese componente, mejor. Ellimoncillo siempre lo hemos llamado caña limón en Canarias, pero, ahora, parece que esté de moda llamarlolemon grass. It's up to you. Da un estupendo saborcillo un tanto cítrico a los platos y, personalmente, creo que mejora los guisos de pescado. No teman usar nuevas especias, condimentos... Les abrirá la mente y el paladar.
    Espero que esta sopita les caliente las barriguitas y les guste tanto como a mí. 

    Aprovecho y les dejo con unas fotitos que hicimos el domingo pasado. Son paisajes de las cumbres de mi querida Gran Canaria... Para que tomen consciencia de que en las Islas Canarias, en todas ellas, hay mucho más que sol y playa.¡Palabrita!
    La próxima entrada... con fotos de la preciosa Isla de Menorca. ¡Hasta pronto!

    0 0

    No es porque Marc sea menorquín, pero hay que reconocer que Menorca es naturaleza y belleza en estado puro. Adoro esa preciosa isla en medio del Mar Mediterráneo que todos quienes la han ocupado han deseado hasta límites insospechados. Menorca es linda en sus paisajes suaves, en sus gentes amables, en su vasta y poco conocida historia y en su deliciosa y variada gastronomía.

    No sé a ustedes, pero cuando visito cualquier región del mundo, pienso en sus paisajes y en sus comidas al mismo tiempo.¡Y no soy capaz de separarlos! Cuando pienso en Menorca, imagino un paisaje aterciopelado y lleno de infinitas tonalidades de verdes en los que pacen tranquilamente vacas blancas y negras (frisonas) y, como no, las vacas vermellas (rojizas), que componen la raza autóctona de esta Isla Balear. Y, evidentemente, me viene a la cabeza la foto de la casita de El Caserío y sus quesitos en porciones. ¿Quién no los ha comido alguna vez? Lástima que El Caserío fuera vendido (y esquilmado a estas alturas) y que ahora sólo nos queden los Quesiletes, los quesitos realizados en Menorca, por Quesería Menorquina.
    Por supuesto, no puedo obviar la importancia de la ocupación francesa de esta isla mediterránea, pues a quién no le gusta una buena mahonesa. Hay mucha discusión sobre esta salsa, pero ya les he hablado de ello en otro post anterior, así que a él les remito. Y... ¿quién no ha oído hablar de la llagosta de Fornells?La langosta de esta zona de Menorca es famosa en el mundo entero y con ella se cocina la deliciosa  (y carísima) caldereta de llagosta. De acuerdo, es famosa, pero yo prefiero delicias menos famosas y más de la gente normal. 

    Cuando vamos a Menorca, mis amigos y familiares se deleitan pensando en los increíbles embutidos que traeremos a la vuelta. Y es que hacemos un buen hueco en nuestras maletas para la sobrassada, carn i xua, cuixot, butifarró blanc y negre, así como para el rico formatge. Si son amantes de la charcutería en general y de los embutidos tradicionales en particular, esperen mi próximo post. Les va a encantar.
    Pensar en Menorca, es pensar en los sabrosísimos quesos con D.O. Mahón. Se trata de quesos realizados con leche de vaca, pero que no tienen que ver con los habituales quesos de vaca que se ven por la Península Ibérica o en los Países Bajos. ¡Qué va! Las vacas menorquinas pastan en prados azotados por fuertes vientos (Tramontana, Mestral...) que vienen cargados de salitre y, en consecuencia, los quesos realizados con la leche de estas vacas son tremendamente gustosos. No sólo los quesos resultan afectados por la climatología de esta Isla y es que, también, la camamil.la de Menorca es única, de sabor algo salado y ferroso y más anaranjada que la manzanilla normal. Si tienen ocasión, no dejen de probarla. Los fantásticos licores de herbes dolces merecen una mención y no podemos olvidarnos de una estupenda y fina ginebra: el Gin Xoriguer. Esta ginebra está hecha con bayas de enebro y es herencia inmediata de la ocupación británica de la Isla de Menorca. 

    Pero Menorca también es dulce...¡Tan dulce...!Pastissets, carquinyols, tatis, amargos, turró cremat, bras de gitano, ensaïmadas, coca bamba, crespells, mitges llunes, robiols, imperials, etc. Es un paraíso para los amantes de la repostería tradicional. Buenos ingredientes y pocas boberías. Toda Menorca está llena de estupendas pastisserias, forns o confiterias, pero yo les voy a hablar de Villalonga Ca's Sucrer, la mejor confitería de Menorca, y del Forn de Sa Plaça, una panadería maravillosa. Ambas se encuentran ubicadas en Es Mercadal, el municipio que ocupa el centro de la Isla y enclave gastronómico fundamental de la cuina menorquina tradicional. ¡Y el pueblo de Marc!
    Ca's Sucrer es visitada por todo el que disfruta con lo dulce. En las fiestas de Sant Martí, en julio, se ve mucho famoso y famosillo entrando a comprar unos carquinyols o unas bolsitas de turró cremat. Conserva ese aire de principios del siglo XX y sus recetas permanecen inalterables con el paso del tiempo. Sus amargos son insuperables y su bras de gitano...¡Pura lujuria dulce!
    El Forn de Sa Plaça es una panadería-pastelería donde, al entrar, te invade una gran sensación de calidez. La acertada iluminación y esos mostradores de cristal repletos de delicias te hipnotizan lo quieras o no: ensaïmadas rellenas y sin rellenar, pastissets, cocas dolces y salades, mitges llunes, crespells de conserva, formatjades de carn, panes de todo tipo... 

    Es imposible reseñar de manera expresa todo lo que Menorca ofrece gastronómicamente hablando; sin embargo, no puedo dejar de mencionar platos tan habituales como el oliaigu amb figues, albergínias, perdiu amb col, caragols as forn, panadera, coca amb sofrit... Como una tía de Marc es una extraordinaria cocinera y nos invitó a comer a su casa un delicioso llom amb col cocinado en cocina de hierro, voy a terminar este post con unas imágenes de su cocina y su buen hacer.
    Espero que les haya gustado este personal recopilatorio de la Menorca gastronómica y que, a partir de ahora, conozcan un poco más este pequeño pero variado universo que conforma la cuina menorquina.

    0 0

    Sin palabras...

    Menorca es un paraíso para los amantes de la charcutería. Si la vaca es la protagonista del paisaje menorquín, el cerdo es el rey de esta "roqueta" verde azotada por fuertes vientos de Tramontana y Mestral que arrancan la espuma del mar y la esparcen por toda la superficie de esta preciosa Isla llena de historia, conquistas y tradiciones. El salitre deja la hierba y las cosechas de cereales completamente blancas y esa sal da sabor a todos sus productos naturales. Sus formatges (quesos) son riquísimos, pero su charcutería... ¡Ayyyyyy, su charcutería! No he podido reunir todas las clases de embutidos que hay (por ejemplo, la carn i xua), pero, creo, pueden hacerse una idea. 
    Para quienes no somos de esa tierra, sa sobrassada es el embotit que mejor representa la esencia cárnica de ses Illes Balears. Sobrassadas tendres, curades (más o menos) y de poltrú... Todas son maravillosas y cada una apropiada para algo distinto. La sobrassada menorquina es más magra que otras sobrasadas que podemos encontrar en otras islas del Archipiélago Balear y ello es así porque el sèu (sebo) lo retiran prácticamente todo y se usa para cocinar, para la repostería, etc. Si la han probado, ya sabrán a qué me refiero y, si no... ¿a qué esperan? En cuanto a qué tipo de piezas del cerdo se emplean para hacer la sobrasada o a las especias concretas con las que la aderezan, dependerá de cada familia que tiene su propia receta, guardada de generación en generación como oro en paño.
    La sobrasada tierna (tendre) es la mejor para hacer torradas o asaderos (barbacoas). Si tienen ocasión, no dejen de comprar alguna pieza de este tipo y asarla en un brasero o parrilla, acompañándola de buen pa de pagès (pan de campo) y un vasito de buen vino tinto. Próximamente haremos un asadero de sobrasada tierna y, si la gula me lo permite, haré fotos para que puedan ver de qué hablo. En la foto, es la más delgada y larga.

    La sobrasada que ven cortada en la foto anterior es la sobrasada que se embute en intestino grueso y tiene un período de curación (aproximado) de entre cuatro a diez meses. Es la más habitual y en el post anterior son las que veían colgadas en una barra de una carnicería.

    La sobrasada de poltrú es la crème de la crème para quienes gozamos con un trozo de sobrasada. Se embute en el primer tramo del intestino grueso del puerco y su período de curación está en los ocho-diez meses. Pensemos que hay otras piezas de sobrasada que necesitan más curación dado su mayor tamaño. Personalmente, la sobrasada de poltrú es mi preferida y es la de aspecto más "viejo" de la foto. 
    El cuixot es un embutido o fiambre de color oscuro, parecido a la morcilla pero muy diferente a ella al mismo tiempo. Se prepara cociendo "despojos" del cerdo que luego se pican, se ensamblan con la sangre del cerdo tras la matanza y, finalmente, todo es aderezado con especias muy variadas, entre las que destacan el fonoll (hinojo), la pimienta negra, el anís y la canela, que son las que le dan ese toque tan especial que tiene el cuixot. Se envuelve la pasta en la corteza del animal que se cierra cosiéndola con hilo rebozado en pimentón (para evitar que se estropee y se biche) y se vuelve a cocer para eliminar el exceso de grasa.
    Yo soy un poco repugnantilla para estas cosas de comer, más que nada porque, aunque me gustan, prefiero no saberlas. Y explicando cómo y con qué se hace el cuixot me siento un poco incómoda, porque no es la clase de alimentos que me gusta cocinar o de los que me gusta hablar. Pero no voy a ser hipócrita, porque comerlos, los como y con mucho gusto. 

    Cuando he dicho que el cuixot se hace con los "despojos" del cerdo, quiero decir que se emplean trozos variados y pequeños de este animal, como el cartílago de las orejas y morro, los restos de carne pegados a los huesos que sobran al hacer la sobrasada... Sí, vale; es como un holocausto marrano, pero, para sincera, tengo que decir que el cuixot es la joya de los embutidos de Menorca. ¡Sin duda! Si van a Menorca, no pueden regresar sin haber probado el cuixot. Háganme caso. El cuixot es una de las esencias gastronómicas de Menorca.

    El botifarró negre es igual que el cuixot, pero embutido en el intestino delgado. Pueden verlo en la foto y entender de qué se trata.
    El botifarró blanc es una delicatessen. Es un embotit fino, delicado y sabroso al mismo tiempo. 
    Se hace con las partes más apreciadas del cerdo, como la carne de las mejillas y el morro, algunas vísceras y trozos de tocino. Primeramente se cuece todo, se pica muy bien y se adereza con especias variadas; luego, se embute en la tela fina que envuelve el estómago del animal y vuelve a cocerse. 

    El botifarró blanc se come tal cual se ve, pero se puede pasar por la plancha si se prefiere así.

    Me hubiera gustado poder hablar de más embutidos menorquines, pero no va a ser posible por ahora. No obstante, si más adelante me hago con otra clase de embutidos, ampliaré este post, de modo que pueda servirles de referencia para el amplio universo charcutero de la Isla de Menorca. Espero, sin embargo, que haya podido transmitirles eso que yo experimento cuando tengo el privilegio de degustar estas delicias que tenemos tan cerca y, a menudo, tan lejos.

    0 0

    Después de un par de posts exaltando las virtudes de la preciosa Isla de Menorca, toca regresar al día a día; a los platos sanos, sabrosos y sencillos. ¡Sin colesterol, sin grasas saturadas! Dejo en pendientes algunas fotos que me gustaría mostrarles sobre esos días de vacaciones, pero, las iré enseñando cuando vaya cuadrando. Por ahora, quédense con esta receta llena de color, de sabores naturales y directos y sana a rabiar.
    INGREDIENTES (2 personas):

    - Pasta tipo tiburones, caracolas...
    - 1/4 pimiento rojo cortado en cuadrados
    - 1/4 pimiento verde cortado en cuadrados
    - 1 calabacín pequeño cortado en cuadros
    - 1 berenjena pequeña cortado en cuadros
    - 1 zanahoria cortada en cuadros
    - 1 trozo de calabaza cortada en cuadros
    - 12-14 cebollitas peladas 
    - 3 champiñones grandes cortados en trozos de bocado
    - 1 cucharada de pasta de curry panang
    - 4 dientes de ajo sin pelar, enteros y chafados 
    - ralladura de 1/2 limón
    - 2 cucharada de aceite de oliva virgen extra
    - sal marina gruesa
    - 2 ramas de romero fresco
    - 2 hojas de laurel
    - 1 guindilla seca (sin las pepitas)

    ELABORACIÓN:

    1º) En una cazuela de barro, añadir el aceite, los ajos chafados y la pasta de curry. Meterla en el horno precalentado a 170ºC durante 5-10 minutos.
    2º) Sacar la cazuela de barro del horno y echar todas las verduras juntas, salvo los champiñones. Añadir las agujas de una rama de romero, la guindilla picada, sal al gusto y la ralladura del limón. Rehogarlas bien para integrar el aceite y el curry y meter al horno de nuevo, con función ventilador, durante 20 minutos. Incorporar los champiñones, rehogar todo y volver a meter en el horno 10 minutos más.
    3º) Cocer la pasta con abundante agua salada y con 2 hojas de laurel. Dejar la pasta al dente. Echar la pasta en la cazuela, remover bien y dejar tapada durante 3-4 minutos para que la pasta absorba los jugos de las verduras.
    4º) Cuando vayamos a servir, añadir un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra y adornar con una ramita de romero.
    Este plato es una delicia para los amantes de la pasta y las verduras. Puede ser un plato rápido de a diario si preparamos las verduras el día anterior. De este modo, basta con que lleguemos a casa y, mientras nos cambiamos, vamos cociendo la pasta. Calentamos las verduras en el microondas y mezclamos pasta y verduras. ¡Plato listo y barriguita contenta!

    Si se están preguntando si éste es un plato picante por el curry panang y la guindilla, la respuesta es no. Es sabroso y lleno de matices, pero no es agresivo al comer. ¡Palabrita! El curry da sabor y un aroma espectacular al combinarse con la ralladura de limón y mezclarse con las verduras. La guindilla aporta un poco de alegría, pero es muy poca cantidad y está muy bien picada como para que nos arda la boca o el estómago al comer este plato. Además, la calabaza y la zanahoria son verduras que endulzan mucho la comida, por lo que contrarrestan bien el resto de sabores.

    Yo me sirvo un platito... ¿Y ustedes?
     ¡Sano y de rechupete...!

    0 0

    Se está acabando el mes de febrero y éste no se lleva la faringitis terrible que me está dejando agotada. Es horroroso no poder emitir sonido, sobre todo cuando una está acostumbrada a hablar por los codos y cuando, encima, se trabaja con la voz por bandera. Casi no pego ojo, porque la tos es continua durante las horas nocturnas. ¿Alguien tiene la explicación científica de por qué la tos se acentúa por la noche, aunque no esté en posición horizontal? Es una cuestión que me interesa, porque es mi cruz...¡Vaya si lo es! En fin, no voy a aburrirles con temas de salud, porque seguro la mayoría sabrá lo cansina que es una situación como ésta. Mejor les dejo con esta receta de pescado, para demostrar que se puede comer este alimento de una forma rica y distinta y, eso sí, sin que duela al bolsillo, cosa fundamental en los tiempos que corren.
    Una merluza estupenda y fresca para cuatro personas costó 14€. Si a eso le sumamos 300g de calabacines (0,50€/kg), 1 puerro (1,30€/3 puerros grandotes), 1 cebolla (1€/kg), 1/4 pimiento rojo (1,40€/kg), 1/4 pimiento verde (1,15€/kg), la leche evaporada (0,80€/lata de 400ml), tenemos un plato delicioso, sano y muy vistoso por unos 16-17€ para cuatro personas. Pero tenemos que planear las comidas con la antelación suficiente y, sobre todo, comprar productos de temporada. Esto es lo que nos va a hacer ahorrar mucho y comer de una manera más saludable.
    Vemos que esta receta puede planearse desde el día anterior. Podríamos dejar lista la salsa de verduras, de modo que el día en que vayamos a servirlo sólo tengamos que preparar el mojo de aguacate y freír la merluza. Fácil, ¿verdad? Pues anímense a hacerlo que está muy rico y es una manera distinta de comer pescado.
    - La leche evaporada se añade a las verduras trituradas y no puede hervirse de nuevo porque la leche hervida tiene un feo efecto sobre la salsa y parece que "la rompa". Evitemos hervirla. Calentarla, sí. Hervirla, no.
    - Siempre me preguntan las cantidades exactas para el mojo y siempre digo lo mismo: cada casa tiene su receta. El mojo no deja de ser una salsa fría y, como tal, acepta que la cantidad de aceite y vinagre varíe en función de los gustos particulares. A mí personalmente el exceso de vinagre no me gusta y me atraen las texturas espesas más que las líquidas o aguadas.
    - El sabor del mojo de aguacate se deteriora de un día para otro. Mejor hacerlo el mismo día en que vayamos a comerlo. Y no te olvides de que el aguacate, si se calienta, coge un regusto amargo muy desagradable.

(Page 1) | 2 | 3 | .... | 7 | newer